Ecuador anuncia medidas legales contra Colombia

El mandatario de ese país, Rafael Correa, dijo que éstas tienen que ver
con la muerte del cuidadano Franklin Aisalla. De paso, dijo que
periodistas y oposición pueden investigar "lo que les dé la gana de la
supuesta relación gobierno-Farc".

El gobierno de Ecuador alista nuevas acciones legales contra Colombia por la muerte del ecuatoriano Franklin Aisalla. Sin detallar el tipo de medidas que adoptará, el mandatario, Rafael Correa, aseguró durante un programa radial sabatino que "estamos preparando otras acciones legales, en este caso sí, por la muerte del ciudadano Aisalla", abatido en el campamento de Raúl Reyes.

El Presidente agregó que las medidas serán pacíficas y ajustadas al derecho internacional. De igual forma, dijo que frente a las presiones de la oposición para que se investigue la presunta vinculación de su gobierno con las Farc, "doy todas las garantías para que revisen lo que les de la gana.....no tenemos nada que temer".

Correa informó además que continuarán las medidas correctivas en los servicios de inteligencia a los que acusó de estar “tomados por la CIA". El jueves, el ex director de inteligencia del ejército Mario Pazmiño fue puesto en “disponibilidad” luego de que se solicitará su baja por no haber informado oportunamente al presidente sobre investigaciones dirigidas a Aisalla por sus presuntos nexos con las Farc. Familiares de Aisalla, un cerrajero de 37 años, niegan dichas versiones y cuestionaron que las autoridades no lo capturaron cuando estaba vivo.

El presidente de los ecuatorianos agregó que, incluso, si algún periodista hubiese actuado mal, pedirá a las autoridades correspondientes "una especie de amnistía" para que pueda realizar su trabajo. Sin mencionar a ningún medio de comunicación en específico, felicitó que hayan obtenido información que se consideraba reservada sobre el ecuatoriano Franklin Aisalla, que murió en el campamento de las Farc bombardeado el pasado primero de marzo por el Ejército colombiano en territorio ecuatoriano.

La prensa local informó que Aisalla era investigado por las fuerzas del orden de Ecuador desde 2003 por supuesta vinculación con las Farc, algo de lo que el jefe de Estado no estaba al tanto, por lo que ha cuestionado duramente a Inteligencia Militar.

Correa reiteró que los servicios de inteligencia “fallaron totalmente” y aseveró que la “poca información” que recibió fue “equivocada” sobre el bombardeo del primero de marzo y el caso Aisalla. También reiteró que oficiales del servicio de inteligencia de Ecuador “trabajan para la CIA antes que trabajar para el gobierno”.

“Es gravísima la situación” en el servicio de Inteligencia, recalcó al anotar que tomará nuevas medidas tras haber sido ya removido del cargo la máxima autoridad del Servicio de Inteligencia del Ejército. Sin mayores explicaciones, pidió a sus compatriotas no creer en “accidentes aéreos, caídas de helicópteros, estrellamientos de aviones", y agregó: “No tengo muchas ganas de morirme todavía, pero vamos a empezar a ser un país soberano e independiente”.

El jefe de Estado remarcó que no permitirá que hayan más servicios de inteligencia “que son, incluso, financiados por la Embajada de Estados Unidos, por la CIA (Central de Inteligencia Americana, por su sigla en inglés)”. Y agregó: "Cortaremos todo esto y tendremos servicios de Inteligencia ecuatorianos, de ecuatorianos y para los ecuatorianos, no para servir a potencias extrajeras, y por intermedio de ellos para servir al agresor de nuestro país", manifestó.

Temas relacionados