Ecuador reta a Uribe a comprobar sus afirmaciones antes de 48 horas

<p>El Gobierno de Ecuador rechazó el pronunciamiento de Colombia, que
advertía de la supuesta desautorización a las Fuerzas Armadas
ecuatorianas para que combatan a las FARC y conminó al presidenteÁlvaro
Uribe, a que demuestre tal aseveración en un máximo de 48 horas.</p>

El ministro de Defensa, Javier Ponce, en una declaración de prensa en la Base Aérea de Quito, calificó la versión de Bogotá de "una nueva mentira del Gobierno del presidente Álvaro Uribe, en su intento calumnioso por vincular al Ecuador y por vincular al Gobierno ecuatoriano con las FARC".

"En este caso -dijo Ponce-, la audacia del Gobierno de Uribe, a través de su sala de prensa, ha llegado a afirmar que el Gobierno colombiano supo que las Fuerzas Armadas del Ecuador fueron desautorizadas por el presidente (ecuatoriano) Rafael Correa, cuando adelantaban operaciones contra las FARC" en territorio nacional.

"Conminamos al Gobierno del presidente Uribe a demostrar, en las próximas 48 horas, que esta afirmación es verdadera, que esta afirmación tiene algún fundamento y de qué fuente viene esta información", afirmó el ministro.

"Si en 48 horas el Gobierno del presidente Uribe no demuestra la afirmación que acaba de hacer, nuevamente quedará como un régimen mentiroso", apostilló Ponce, que tomó posesión del cargo el pasado miércoles.

El pronunciamiento de Bogotá "no busca otra cosa que crear desconfianza entre las Fuerzas Armadas ecuatorianas y el Gobierno ecuatoriano", sostuvo Ponce en su declaración, formulada junto a la cúpula militar del país.

Según Ponce, las Fuerzas Armadas y el Gobierno ecuatoriano "están estrechamente unidos para enfrentar esta campaña mediática del Gobierno colombiano" que, según su criterio, intenta por esa vía desacreditar a Correa y justificar la violación de la soberanía nacional cometida por sus tropas el pasado 1 de marzo.

En esa fecha, militares colombianos bombardearon y luego hicieron una incursión a un punto de la selva ecuatoriana donde las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían construido un campamento clandestino.

En esa operación perdieron la vida, al menos, 26 personas, entre ellas el jefe guerrillero Raúl Reyes, el ecuatoriano Franklin Aisalla, cuatro estudiantes mexicanos y tres mujeres, dos colombianas y una mexicana, resultaron heridas.

Quito rompió relaciones diplomáticas con Bogotá, por la violación de su soberanía territorial y, pese a que la Organización de Estados Americanos (OEA) intenta apoyar a que termine la tensión entre ambos países, los dos gobiernos no han cesado en un cruce de declaraciones a la prensa.

Para Ponce, el último pronunciamiento de Bogotá pretendería, según su criterio, afectar la propuesta ecuatoriana de crear una Organización de Estados Latinoamericanos (OEL), para que resuelva casos como los que afrontan Ecuador y Colombia.

"Reiteramos, por tanto, nuestro rechazo a todo acto de violación de la soberanía ecuatoriana y denunciamos que estos pronunciamientos del Gobierno colombiano ocurren en momentos en que el Gobierno del Ecuador está proponiendo, a los gobiernos de la región, crear la Organización de Estados Latinoamericanos", remarcó Ponce.

Por su parte, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador, el general Fabián Varela, en el cargo desde el pasado miércoles, aseguró que la institución jamás ha recibido una desautorización del presidente Correa para actuar contra las FARC.

"Jamás, el Comando Conjunto ni las Fuerzas Armadas han recibido una disposición de no realizar operaciones contra las FARC, ni tampoco el desautorizar operaciones que están siendo planificadas", por parte de la "máxima autoridad de nuestras Fuerzas Armadas", que es Correa, remarcó Varela.