Ex senador Álvaro García sí tenía permiso para salir de prisión

El ministro del Interior, Carlos Holguín, habló de la salida de la cárcel del ex congresista y de las declaraciones de Ortega sobre su hermandad con las Farc.

Holguín Sardi se refirió a versiones periodísticas según las cuales el ex congresista Álvaro García Romero, investigado por sus presuntos vínculos con paramilitares y detenido en la cárcel La Picota, en Bogotá, salió de prisión en compañía de dos mujeres y sin la más mínima protección.

De acuerdo con el jefe de la cartera del Interior y Justicia, "sobre sus compañeras o compañeros no hay información", al señalar que "es un derecho que les consagra la ley" salir de prisión cuando las razones son de peso.

En este caso, aseguró Holguín, el ex congresista salió de prisión a hacerse un examen cardiovascular en el norte de Bogotá y luego regresó a la penitenciaria. En cuanto a la versión de que el congresista no contaba con protección se anunció una indagación más exhaustiva.

El Ministro recordó que este tipo de permisos son frecuentes, ya que el centro de reclusión no cuenta con una atención médica especializada.

Respecto a las declaraciones del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en el sentido que la responsabilidad de los secuestrados es del mandatario colombiano, Álvaro Uribe, más no de sus "hermanos" de las Farc, Holguín Sardi las calificó de "descaradas y desconsideradas".

"Es una persona que tiene unas concepciones muy equivocadas acerca de lo que nos corresponde como latinoamericanos, que es seguir luchando para que el terrorismo sea erradicado y para que las combinaciones de las formas de lucha nunca puedan ser aceptadas", indicó.

El Ministro, como lo ha señalado en reiteradas ocasiones el Gobierno colombiano, dijo que la seguridad de Íngrid Betancourt, secuestrada el 23 de febrero de 2002 por las Farc, así como la de los demás rehenes, es de la entera responsabilidad de esa guerrilla.

"Todos sabemos que la vida de Íngrid está en grave peligro y que toda la responsabilidad está a cargo de los desalmados de las Farc, que no liberan a los secuestrados", recordó Holguín. "Todo lo que debemos decir y debe decir Ortega, la comunidad internacional y los jefes de Estado es: libérenlos ya sin condiciones y más demoras", añadió.

El presidente de Nicaragua respondió a una nota de protesta del Gobierno colombiano, al afirmar que no comete injerencia en asuntos colombianos y de paso acusar a su homólogo Uribe de condenar a muerte a Betancourt.

"Yo le pido al gobierno de Colombia que entienda que no se trata de ninguna injerencia de nuestra parte, simplemente nos estamos sumando al clamor de los familiares de los retenidos", dijo Ortega al finalizar una reunión con una delegación iraní, el sábado en la tarde. "El llamado que le he hecho al hermano comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Manuel Marulanda, al querido hermano Marulanda, que dé ese paso de liberar a los secuestrados", agregó.

Según dijo Ortega, Uribe, con su actitud frente a los que considera sus hermanos, "condena a muerte a Betancourt y a todos los que están retenidos de uno y otro lado".

Temas relacionados