Farc aseguran que excarcelados en eventual canje no irían a Francia

El comandante de las Farc Iván Márquez rechazó que guerrilleros que sean eventualmente excarcelados en un canje humanitario puedan viajar y radicarse en Francia u otro país, de acuerdo con declaraciones divulgadas este sábado.

Fue la primera vez en que un directivo de ese grupo armado se refirió a esa oferta surgida de Bogotá y París a fines del año pasado como una propuesta para facilitar un eventual acuerdo de canje de secuestrados por rebeldes en prisión.

La respuesta no solo llega meses después, sino cuando las condiciones cambiaron radicalmente desde que el 2 de julio el ejército colombiano rescató a 15 rehenes en poder de esa guerrilla, incluyendo la política colombo-francesa Ingrid Betancourt y tres estadounidenses, cuyo cautiverio era una preocupación internacional.

Las declaraciones del comandante rebelde fueron divulgadas en el sitio de internet de la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), que tradicionalmente difunde pronunciamientos de las Farc.

La guerrilla aún tiene en su poder a más de una docena uniformados colombianos cuya libertad condicionan a negociar con el gobierno un canje por guerrilleros presos.

Márquez expuso que en caso de lograrse un canje, la opción de que los insurgentes excarcelados vayan a Francia u a otro país es "una afrenta a la dignidad de los guerrilleros de las FARC. Los verdaderos combatientes no cambian las montañas de la patria ni sus convicciones por un humillante destierro en ultramar".

Márquez, uno de los siete miembros de la cúpula guerrillera, dijo que "el inesperado rescate de 15 prisioneros de guerra en las selvas del Guaviare", las autoridades militares y del gobierno "sólo colocaron los helicópteros; todo el trabajo fue realizado por dos traidores" de las guerrillas.

El comandante rebelde no hizo otros comentarios sobre ese acción, en la que una docena de militares vestidos de civil dijeron haber simularon una operación humanitaria para hacerse de los 15 secuestrados y someter a dos rebeldes que los custodiaban.

Ya en un comunicado de la jefatura de las FARC divulgado el 11 de julio, los rebeldes dijeron que las liberaciones fueron fruto de una "traición" por parte de Gerardo Aguilar, alias "César" y Alexander Farfán, alias "Enrique Gafas" , quienes estaban a cargo de la custodia de los secuestrados.

Ambos insurgentes han dicho, según sus abogados, que pensaban que se trataba realmente de una operación humanitaria y niegan haber recibido un pago del gobierno a cambio de los secuestrados.

Márquez aseguró que contrario a lo dicho por el gobierno y analistas, esa acción de rescate y otros golpes recibidos en lo que va de año, como la muerte en un bombardeo militar de uno de sus directivos el 1 de marzo, el asesinato una semana después de otro directivo a manos de uno de sus guardaespaldas y la muerte en marzo de un infarto de su fundador Manuel Marulanda, no significaban que las FARC estuvieran acabadas.

"No conocen a las Farc. Confunden el deseo con la realidad... del fin de las Farc están hablando desde el ataque a Marquetalia (una base rebelde en el oeste colombiano) en mayo de 1964", dijo Márquez agregando que "la lucha armada en Colombia es (sic) vigente y tiene lugar porque los problemas políticos, económicos y sociales que la motivaron no han desaparecido".

Temas relacionados