FF.AA. aprueban nueva disposición para trato de menores desertores

En el Día Internacional de los Derechos Humanos y debido al número de niños enlistados en grupos armados ilegales, las Fuerzas Armadas emitieron el lunes una nueva disposición ordenando que dentro de sus filas se enseñe obligatoriamente cómo tratar a menores de edad desertores de guerrillas o bandas de narcotráfico, entre otros.

Con esta nueva disposición, los menores desertores no podrán ser interrogados ni servir de guías a unidades militares, mientras la cátedra de cómo deben ser tratados formará parte del programa académico de estudios de los militares para graduarse y ascender, indicaron los mandos militares.

Generalmente los menores de edad en grupos armados ilegales, escapan y se presentan a unidades militares, que después, por ley, los debe entregar al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para su educación.

El general Freddy Padilla, comandante de las Fuerzas Militares, informó que de enero de 2007 al 3 de diciembre pasado desertaron de distintos grupos armados ilegales 14.329 personas, la mayoría adultos, pero 2.267 eran menores de edad, siendo 1.650 niños y 617 niñas.

Agregó que del total de desertores de este año, la mayoría era parte de la guerrilla de las Farc, con unos 8.268 desertores, de los cuales 1.256 eran menores de edad. El segundo lugar, figuran bandas del narcotráfico con 3.682 desertores, 602 de ellos menores de edad.

Y en tercer lugar aparece el Eln, con 1.944 desertores, 321 menores de edad, según explicó el general Padilla, aunque no se dieron a conocer datos comparativos con 2006.

El comando militar, destacando que en su filas sólo hay mayores de 18 años, además difundió imágenes de videos que decomisó en los últimos diez años a grupos como las Farc en los que se puede ver a niños entrenando para lanzar granadas, fabricando minas y en ejercicios militares de formación y ataque.

Según Padilla, las tres principales tareas de los menores en los grupos ilegales son: ir en primera fila o "carne de cañón" en ataques a unidades militares, fabricar minas y "servir como objetos sexuales".

El oficial dijo que la mayoría de los menores de edad son reclutados de forma forzosa en áreas de cultivos de la hoja de coca, base de la cocaína, como son los departamentos de Putumayo, Caquetá y Guaviare.

Padilla indicó además que para este año esperan erradicar de forma manual al menos 67.000 hectáreas de cultivo de coca y elevarla a 100.000 en 2008.