"Me sorprende tanta beligerancia contra el Estado colombiano y tanto silencio contra el terrorismo": Uribe

El presidente Álvaro Uribe se refirió así a la denuncia que Ecuador entabló en la Corte Internacional de Justicia y a los constantes señalamientos del vecino país, que son contra el Gobierno, pero nunca contra los insurgentes.

Uribe se declaró este martes sorprendido por el silencio del Gobierno de Ecuador ante la guerrilla de las Farc y su beligerancia contra Colombia. “A mí me sorprende que hay tanta beligerancia contra el Estado colombiano y tanto silencio contra el terrorismo", afirmó Uribe al aludir a la decisión de Ecuador de demandar a Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) por las fumigaciones de cultivos ilícitos sembrados por las Farc y que son fumigados con glifosato.

El gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, formalizó el lunes la querella ante dicho tribunal, del que espera que acoja su pretensión del pago de indemnizaciones por parte de Colombia como compensación por supuestos daños a la salud de campesinos y al medio ambiente por efecto de la aspersión aérea del herbicida.

“El que siembra droga allí es el culpable de este problema; no es el Estado colombiano, es el terrorismo", agregó Uribe, para quien no es cierto el argumento ecuatoriano de que la aspersión aérea de glifosato tiene efectos nocivos. El gobernante dijo que, pese a su postura, en el pasado aceptó suspender las fumigaciones en una franja de diez kilómetros contados a partir del límite con Ecuador, como lo solicitó ese gobierno.

La campaña aérea fue sustituida por la erradicación manual, que ha tenido un alto costo en vidas humanas, añadió Uribe, enfatizando en que en este contexto las Farc han impulsado “con toda la malicia, con toda la maldad", el cultivo de plantas de coca en la frontera común de 586 kilómetros.

Asimismo, atribuyó a esa guerrilla la campaña en Ecuador de oposición a las fumigaciones, porque, según él, “le interesa”. Uribe aludió al problema al cumplirse el primer mes del bombardeo colombiano a una base de las Farc en territorio ecuatoriano en la que fue abatido el segundo al mando y portavoz internacional de este grupo, 'Raúl Reyes', lo que desató una crisis diplomática entre ambas naciones que aún no ha sido superada. En la acción también fueron abatidos otras 25 personas, entre ellas un ecuatoriano y cuatro mexicanos.