Nicaragua sufre un revés: canciller Araújo

El ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Araújo Perdomo, emitió un comunicado tras la decisión de la Haya sobre la soberanía de San Andrés.

De acuerdo con el ministro Araújo, "La Corte rechazó las pretensiones de Nicaragua sobre la pretendida nulidad del Tratado, que venía sosteniendo hace varias décadas...Nicaragua sufre un revés fundamental en su posición ya que siempre pretendió que el Archipiélago de San Andrés le pertenecía".

El siguiente es el texto del comunicado emitido desde ese despacho:

Corte Internacional de Justicia ratifica soberanía de Colombia sobre San Andrés, Providencia y Santa Catalina y la validez y plena vigencia del Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928.

La Corte Internacional de Justicia admitió las excepciones preliminares presentadas por Colombia en el sentido que no tiene competencia para conocer la demanda presentada por Nicaragua contra Colombia en lo que respecta a la soberanía sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina por cuanto este asunto fue resuelto por el Tratado Esguerra Barcenas de 1928. La Corte también rechazó las pretensiones de Nicaragua sobre la pretendida nulidad del Tratado, que venía sosteniendo hace varias décadas.

En efecto, Nicaragua sufre un revés fundamental en su posición ya que siempre pretendió que el Archipiélago de San Andrés le pertenecía y que el tratado Esguerra-Bárcenas supuestamente era nulo e inválido. Primero, durante el gobierno del dictador Somoza y posteriormente con el triunfo de la revolución sandinista cuando ?dando un paso más allá- pretendió desconocer y denunciar el tratado. Esa política fue seguida por los demás gobiernos hasta el momento actual.

Nicaragua pretendía que se le reconocieran derechos sobre una parte del territorio colombiano en la que nunca ha ejercido soberanía ni jurisdicción, tal como se demostró en el proceso y las audiencias realizadas en junio de este año.

La Corte se declara competente para estudiar el asunto de la delimitación marítima y lo referente a la composición del resto del Archipiélago. La Corte escuchará los alegatos de fondo de Colombia para tomar una decisión final.