OEA sigue preocupada por Derechos Humanos en Colombia

<p>La OEA entregó un informe en el cual deja ver su preocupación por la situación de los derechos humanos en Colombia, Cuba, Haití y Venezuela, en el que destacó que faltan planes más efectivos por parte de los Gobiernos para mejorar la situación.</p>

Colombia, que lleva adelante un proceso de búsqueda de la paz dentro de una guerra interna con guerrilleros y paramilitares, ha hecho esfuerzos importantes para mejorar la promoción y protección a los derechos humanos.

Aún así, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), destacó que el país sigue conviviendo con los efectos del conflicto armado, que "continúan golpeando a los sectores más vulnerables de la población civil".

La comisión señaló que persisten los desafíos para el Gobierno del presidente Álvaro Uribe de establecer responsabilidades en el caso de paramilitares desmovilizados que cometieron crímenes y de ayudar a las víctimas del conflicto, garantizando la aplicación adecuada de la llamada "Ley de Justicia y Paz".

Además destacó el desplazamiento forzado de 101.819 víctimas del conflicto en los nueve primeros meses de 2007.

El llamado de la OEA al Gobierno colombiano es para que la violencia y el crimen sean tratados de manera especial, teniendo en cuenta la violencia que sufre el país.

En el caso de Venezuela, acerca de los derechos humanos en 2007 la OEA reveló que persiste la transgresión constante de esta área.

El Gobierno del presidente Hugo Chávez se resiste a permitir la entrada de las misiones de investigación de la CIDH por críticas a ese organismo, hay un ambiente hostil para el disenso político, dijo el informe.

Chávez es un duro crítico de Washington y destaca que en su país, que se vanagloria de tener una de las democracias más antiguas del continente, hay completa libertad de expresión.

El informe en sus recomendaciones pide a los Gobierno de Colombia y Venezuela, que enfoque más programas a prevenir la criminalidad y el asesinato de sindicalistas.