Ortega dice que "es mentira" que miembros de Farc hayan estado en Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que "es mentira" que seis rebeldes de las Farc hayan estado en el país la semana pasada y acusó de "traición a la patria" al diario La Prensa de Managua por haber publicado esa versión.

"Son mentiras tras mentiras las que dicen nuestros enemigos y han llegado a afirmar que estuvieron aquí el 19 de julio seis hermanos dirigentes de las Farc de Colombia, y cómo son de mentirosos que dan hasta detalles", afirmó Ortega en un largo discurso que pronunció ante seguidores suyos en Managua.

Indicó que el asunto no es anecdótico sino grave, porque, a su juicio, "esto se llama traición a la patria, que es lo que está haciendo este medio de comunicación" por informar sobre la supuesta visita de miembros de las Farc.

Ortega sostuvo que con estas versiones, los dueños de este medio "están sirviendo a los intereses de la oligarquía colombiana, porque aquí inventan la información y la dan como que es cierta e inmediatamente la recogen las autoridades" de ese país.

El líder sandinista añadió que con estas informaciones las autoridades de Colombia denuncian a Nicaragua ante la Interpol y ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

"El periódico este que todos conocemos (en alusión a La Prensa) está sirviendo de instrumento de una política exterior que es lesiva para la soberanía del país, cuando de por medio está un conflicto de orden territorial con Colombia", añadió.

Según el jefe de Estado, con sus denuncias, Colombia trata de deslegitimar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya del 13 de diciembre pasado, el cual indicó que el meridiano 82 no es frontera entre Nicaragua y Colombia en el Mar Caribe.

Ortega señaló que ha pedido al procurador general de la República, Hernán Estrada, que reúna toda la información sobre estos hechos, a fin de establecer "cómo se originan las mentiras" y qué pasos hay que dar contra La Prensa.

Sobre la carta que le enviaron los miembros del directorio de las Farc para hablar sobre asuntos de guerra y paz en Colombia, sostuvo que mantiene su posición de conversar, ya que no sería esta una primera experiencia de buscar la pacificación en ese país.

"Para trabajar por la paz yo no le voy a pedir permiso a nadie", repitió Ortega.

Aclaró que aunque acusa a La Prensa de "traición a la patria" no enviará a cerrarla o a que sea atacada por los sandinistas, aseguró que ese diario debe tener claro que al pueblo no se le puede estar mintiendo.

También anunció que pedirá que una misión de la Cruz Roja Internacional visite Nicaragua para que constate la situación de la colombiana Diana, de 21 años, que el 11 de mayo llegó al país procedente de Ecuador y como asilada.

La delegación internacional también debe de constatar la situación de Susana y de la mexicana Lucía Morret que resultaron heridas el 1 de marzo pasado cuando el Ejército de Colombia atacó un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano.

El mandatario señaló que Susana está a punto de perder su pierna derecha a causa de las heridas que sufrió durante el ataque.

El relato de Ortega sobre la situación de la colombiana fue completado por su esposa, Rosario Murillo, quien tomó la palabra debido a que el presidente sufrió un acceso de tos.

Ortega criticó, además, la forma en que el embajador de Colombia ante la OEA, Camilo Ospina, se refirió ayer al caso de las colombianas por decir que en Managua las estaban tratando como princesas.

Reiteró que hará todo lo necesario para dar protección a estas colombianas y evitar que intenten asesinarlas en Nicaragua.