Relación con Colombia, punto a tratar en reunión Correa, Chávez y Ortega

La situación diplomática que mantienen con Colombia centrará la atención de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; Venezuela, Hugo Chávez, y Nicaragua, Daniel Ortega, que se encuentran este martes en la provincia ecuatoriana de Manabí para inaugurar la construcción de una mega-refinería.

Los gobernantes atestiguarán la constitución de una empresa mixta, integrada por las petroleras estatales de Ecuador y Venezuela, que construirá la Refinería del Pacífico, el más grande complejo petroquímico de la costa oeste de Suramérica.

La reunión, sin embargo, tendrá un matiz adicional, pues se prevé que Correa, Chávez y Ortega hablen sobre sus relaciones con el Gobierno de Colombia.

Correa mantiene rotas las relaciones diplomáticas con Bogotá desde hace cerca de tres meses y medio; a Ortega, según dijo el lunes en Quito, no le importaría si Colombia rompiese lazos con Managua; mientras que Chávez, tras olvidar rencores con su colega colombiano, Álvaro Uribe, pretende mediar en la crisis con Ecuador.

Los tres gobernantes izquierdistas reaccionaron contra Uribe tras el bombardeo y la posterior incursión de tropas colombianas contra un campamento clandestino de la guerrilla de las Farc el pasado 1 de marzo en un lugar de la selva ecuatoriana, y en el que murió el entonces líder guerrillero, Raúl Reyes.

Correa consideró que esa acción, además de constituir una violación territorial, frustró una eventual liberación de secuestrados de las Farc, incluida la recién rescatada Ingrid Betancourt
Por ello, el gobernante ecuatoriano ha dicho que no reanudará las relaciones diplomáticas mientras en Colombia no haya "un Gobierno serio con el cual tratar".

Ortega, que llegó el lunes a Quito, aplaudió esta actitud de Correa en una batalla que, según dijo, "es dura", contra enemigos comunes, especialmente el "imperialismo yanqui".

"Respaldamos plenamente la decisión del Gobierno ecuatoriano de no restablecer relaciones con Colombia y, si por esa razón el Gobierno de Colombia decide romper relaciones diplomáticas con Nicaragua, bienvenido sea", indicó el gobernante nicaragüense.

Ortega también consideró al Gobierno de Colombia como el principal aliado de Estados Unidos y a Uribe como un "factor de inestabilidad" y "un foco de conspiración" en la región.

El mandatario nicaragüense recibió el reconocimiento de Correa, quien aseguró que su país jamás olvidará el apoyo de Managua en el conflicto diplomático con Colombia.

Pero entre los mandatarios que se reúnen en Ecuador, Chávez lleva el mensaje de pasar la página y reconstruir la amistad entre los gobiernos, para lo cual ha dicho que está dispuesto a mediar en el conflicto diplomático entre Quito y Bogotá.

La semana pasada, Chávez dio por superada sus diferencias con Colombia, a causa también de las Farc, durante una reunión con Uribe celebrada en la localidad venezolana de Paraguaná.

"Abogamos por la amistad (...) a veces uno se mete a mediador y muere crucificado. Pero no importa, lo hacemos porque queremos la paz, dentro de cada país y entre nosotros", declaró entonces el gobernante venezolano.

Chávez remarcó en esa oportunidad que estaba seguro de que Correa también estaría dispuesto a restablecer las relaciones con Colombia "en su momento", mientras Uribe expresó su deseo de que, "lo más rápido que se pueda, se reconstruyan las relaciones con Ecuador".

"Quiero contribuir a ese tema, expresando nuestro afecto al pueblo ecuatoriano, nuestro respeto al Gobierno de Ecuador y la disposición de buscar un camino" de solución al conflicto diplomático, agregó entonces el presidente colombiano.

Correa replicó casi de inmediato a Uribe y reiteró que no reanudará relaciones diplomáticas con Bogotá, porque ha perdido toda la confianza en el Ejecutivo colombiano.