Relación comercial con Colombia "se va a venir abajo": Chávez

El presidente venezolano, que coincidió en Argentina con su homólogo colombiano, dijo que estrechará vínculos comerciales con Brasil para no tenerlos con Colombia.

"En vez de comprarle a Colombia, le compraré a Brasil", sostuvo el mandatario venezolano, Hugo Chávez, que reiteró su malestar por la decisión del presidente, Álvaro Uribe, de haberle quitado su rol mediador con las farc en busca del acuerdo humanitario. "No quiero ni verlo, esto se va a venir abajo", enfatizó.

"No tengo canales con Uribe, ni quiero tenerlos. No voy a hacer ningún esfuerzo por mejorar las relaciones", agregó Chávez, quien aceptó que él no es diplomático y por ello habla como quiere, sin medir las consecuencias. "Ustedes tienen un Presidente en el que no se puede creer nada", aseveró.

"La relación comercial bilateral, que este año podría llegar a 5.000 millones de dólares, seguramente quedará afectada. Porque desde ahora, en lugar de comprar tantos artículos en Colombia, nos volcaremos hacia Brasil, Nicaragua u otros países centroamericanos", agregó el mandatario venezolano, tras asegurar que fue "apuñalado por la espalda" por el presidente Uribe.

"No vuelvo a la CAN mientras Uribe esté allí", agregó Chávez, refiriéndose a la Comunidad Andina de Naciones, de la que dependen muchos vínculos comerciales entre países de Suramérica. Chávez dijo no querer hablar más al respecto para no terminar insultando a su homólogo colombiano.

Al respecto, Uribe respondió con diplomacia. Enemistados al punto de intercambiar recriminaciones e insultos a finales de noviembre, los mandatarios de Colombia y de Venezuela compartieron el salón donde prestó juramento su nueva colega, la presidente argentina, Cristina Fernández.

Alejados en la sección reservada a los jefes de Estado, Uribe y Chávez ni se saludaron. "No me crucé con el presidente Chávez", dijo Uribe, pero si lo hubiera hecho "hubiera procedido a la altura" de un jefe de Estado y le saludaría, agregó Uribe sonriente.

Uribe, tampoco saludó a otras dos asistentes al acto: la senadora colombiana Piedad Córdoba y a Yolanda Pulecio, madre de la ex candidata presidencial colombo-francesa Íngrid Betancourt, en poder de las Farc desde el 23 de febrero de 2002.

Ahora bien, el jefe de estado venezolano también se refirió a sus también deterioradas relaciones con Venezuela. "Pasaron 500 años y algunos europeos no les gusta y gritan " ¿por qué no te callas?", indicó Chávez.

De esta manera, se refirió al incidente que mantuvo con el rey Juan Carlos de España, luego de que Chávez criticara al ex presidente español José María Aznar, durante la reciente Cumbre Iberoamericana, celebrada en Santiago de Chile. " No nos vamos a callar porque son las voces de siglos, de millones. Durante el siglo XIX hubo mártires, hombres y mujeres que batallaron por sus ideas", subrayó el presidente, durante su conferencia en el Centro Cultural de la Cooperación.

Chávez compartió el domingo anterior en Buenos Aires un saludo con el Príncipe de Asturias, el cual fue calificado por el canciller español, Miguel Ángel Moratinos, como " positivo" ya que se inscribe en " la atmósfera de respeto y cordialidad" que promueve su Gobierno.

Durante su charla, que duró casi dos horas, el mandatario venezolano recordó a los " revolucionarios que independizaron países" de la región a comienzos del 1800, pero advirtió que luego en el siglo XX " ocurrió una verdadera hecatombe de ideas; terminó el siglo con un verdadero cataclismo ideológico".

"Por eso uno de los grandes desafíos nuestro es rehacer los mapas y retomar la navegación hacia las utopías. Hagamos realidad esas utopías; estamos viviendo un tiempo de renacimiento de ideas", señaló Chávez. El presidente venezolano inició su exposición con el poema " Por aquí pasó", inspirado en Simón Bolívar, dedicado a Cristina Fernández, quien este lunes recibió el bastón de mando de manos de su esposo, Néstor Kirchner.

Para el mandatario venezolano, " esta situación surge en América Latina", pero consideró que también " se advierten los esfuerzos del imperialismo para frenar esto". "Estados Unidos tiene planes de invasión contra Venezuela. Tenemos documentos", dijo Chávez, ante un auditorio integrado por más de 300 artistas, intelectuales y representantes del sector de la cultura de Argentina.

"Pero así como el imperio arremete contra nosotros, no podemos quedarnos limitados a la resistencia por separado. Tendremos que hacer una resistencia internacional de trabajadores, de soldados", manifestó Chávez, quien intercaló varios chistes en su disertación y contó anécdotas compartidas con el líder cubano Fidel Castro.

En este sentido, Chávez cuestionó "el bombardeo" que ejerce "el imperialismo contra Bolivia", donde " los gringos están conspirando y atrayendo militares para poder hacer un golpe contra el presidente" de ese país, Evo Morales. "Buscan guerras civiles para luego justificar los cascos azules o una intervención nacional", subrayó, durante el denominado Encuentro de la Cultura por la Integración de los Pueblos de Nuestra América, realizado en pleno centro porteño.