Santos promueve el TLC en tienda ‘Juan Valdez’

El Gobierno Nacional seguirá insistiendo en Estados Unidos en la importancia de que el Congreso de ese país apruebe el Tratado de Libre suscrito con Colombia.

Este lunes en Washington, tras una intensa agenda de dos días para insistir en la importancia del TLC con Estados Unidos, el vicepresidente Francisco Santos Calderón invitó a la Representante Comercial de ese país, Susan Schwap, a un café en la tienda ‘Juan Valdez'.

Esta idea del alto funcionario es parte de las medidas tomadas por el Ejecutivo colombiano para lograr destrabar en el Congreso estadounidense, la aprobación del TLC suscrito con Colombia.

Hace cerca de dos semanas Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara, dijo no, por ahora, al TLC entre Colombia y Estados Unidos y congeló el trámite de esa iniciativa.

Desde el pasado viernes Santos Calderón ha llevado a cabo varias reuniones con el fin de que regrese a la normalidad el paso por ese Congreso del proyecto que hace referencia al convenio comercial de ambos países.

Sin embargo, el Vicepresidente ha contado con el respaldo de la Representante Comercial de Estados Unidos, Susan Schwab, quien ha dicho en reiteradas oportunidades que el Tratado de Libre de Comercio (TLC), "fue negociado hace más de dos años, se firmó hace 17 meses, y merece un voto este año".

Pero con los líos para el TLC en Estados Unidos, el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, advirtió el pasado viernes que el país no se quedará quieto e iniciará un proceso de diversificación de los mercados.

El Gobierno Nacional busca comercios alternos, como los de Canadá, Europa, Chile y Centroamérica, con el fin de blindar cualquier posible colapso de las exportaciones e importaciones. "Hay una estrategia que ha tomado el Gobierno pero no por el TLC sino para mantener mejor comercio con el mundo".

Aún así, Plata considera que las cosas van a mejorar porque "el tono de las declaraciones de la presidenta de la Cámara de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha sido moderado". Por tal razón, el Gobierno Nacional sigue con optimismo y con fe de que el TLC se vote próximamente.

Lo que quedó claro por ahora, es que la ofensiva diplomática a favor del TLC seguirá en Estados Unidos.