Se atizan de nuevo las relaciones con Ecuador

<p>Tres pronunciamientos a lo largo del domingo, atizaron de nuevo la brasa de las relaciones con Ecuador. La Casa de Nariño dijo que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, desautorizó a la FF.AA. de ese país para atacar a las Farc. Ecuador retó a Uribe a mostrar las pruebas de esa afirmación en 48 horas y no habían pasado las primeras tres cuando, de nuevo en un comunicado, el gobierno colombiano contestó: es suficente prueba el tiempo que estuvo Raúl Reyes en territorio ecuatoriano. </p>

El vocero de la Casa de Nariño fue el encargado de leer los dos comunicados, el primero de catorce puntos, que se produjo hacia el medio día y que era las respuesta a diversas declaraciones del presidente de Ecuador, Rafael Correa, a medios internacionales, en el marco de una visita a México.

El nuevo enfrentamiento se da cuando parecía que los ánimos entre los dos gobiernos se habían calmado y el propio Correa había considerado que las cosas entre los dos países iban por buen camino.

"Creo que ha recapacitado el Gobierno colombiano y el tono ha bajado mucho. Hay señales de buena voluntad, de buena fe", le dijo Correa a CNN.

"Ojalá esto empiece un circulo virtuoso, ya salir de ese círculo vicioso y entrar en uno virtuoso que nos permita prontamente restablecer las relaciones bilaterales", agregó el presidente de Ecuador, en una visita oficial a México el sábado.

Sin embargo, luego en un foro en el Instituto Tecnológico de Monterrey, uno de los más prestigiosos de ese país, habríacalificado de "una payasada" las advertencias hechas por Colombia sobre la presencia de las Farc en territorio ecuatoriano. Nuevamente se refirió al ataque al campamento de Raúl Reyes como una masacre y dijo que no tenía conocimiento sobre ecuatorianos vinculados con ese grupo guerrillero.

Precisamente, habría sido esa 'échada para atrás', luego de que su gobierno reconoció que el ecuatoriano Aisalla, muerto junto a 'Raúl Reyes', era colaborador de las Farc y era buscado por las autoridades de ese país, lo que habría generado el pronunciamiento colombiano.

En un comunicado de 14 puntos, Colombia rechazó las contradicciones en que estaba incurriendo Correa, pero fue más allá y la Casa de Nariño afirmó que tenía conocimiento de que "las Fuerzas Armadas de Ecuador fueron desautorizadas por el Presidente Rafael Correa cuando adelantaban operaciones en contra de las Farc en territorio ecuatoriano"

Pocas horas después el ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, en una declaración de prensa en la Base Aérea de Quito, calificó la versión de Bogotá de "una nueva mentira" del presidente Uribe en "su intento" por vincular a Ecuador con las Farc. Además retó a la administración Uribe a demostrar lo afirmado en las siguientes 48 horas.

Pocas horas después la Casa de Nariño volvió a contestar en un escueto comunicado que dice lo siguiente:

1. Que la gran prueba fue la presencia notoria de alias ‘Raúl Reyes’ en el Ecuador, atentando desde allá contra el pueblo colombiano.

2. Colombia, como toda Nación, tiene, más que el derecho, la obligación de proteger a sus ciudadanos.

Posterior a este pronunciamiento, no ha habido nuevas reacciones de Ecuador.

 

últimas noticias

Iván Duque y la nanodemocracia

Murió el exministro Abdón Espinosa Valderrama

Ciudadanía, organizada contra la corrupción