Uribe estudia si continúa con su idea del referendo

En reunión informal con directores de medios aseguró que magistrados de
la Sala Penal de la Corte Suprema tienen nexos con paramilitares y
guerrilla.<br />

El presidente Álvaro Uribe dijo este jueves en la noche que tendrá que estudiar primero con cuidado la decisión de la Corte Constitucional de no reabrir la discusión sobre el acto legislativo que le permitió presentarse como candidato a la reelección, antes de entrar a analizar si retira su llamado a un referendo para repetir las elecciones de 2006.

“Una cosa es una absolución por asuntos de fondo y otra muy diferente una absolución por prescripción”, dijo el Presidente en reunión informal con directores de medios de comunicación, con lo cual desechó por lo pronto el rumor que corría de que tras la decisión de la Corte Constitucional abandonaría la idea del referendo.
 
Uribe Vélez defendió nuevamente el referendo como una manera de legitimar su Gobierno tras la sentencia de condena por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia contra Yidis Medina, en la que se cuestionaba la manera como se aprobó la reforma constitucional que permitió su reelección. “La justicia deriva del pueblo”, dijo Uribe, quien aseguró que trasladar la justicia a los votos “es preferible a una justicia mediática”.
 
Ante el temor de que un llamado a referendo pueda tener consecuencias en los mercados, el Presidente aseguró que por los temores económicos no se puede abstener el avance democrático. En el encuentro, el Presidente continuó con sus fuertes críticas a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y llegó al punto de aseverar que “algunos magistrados” mantienen relaciones “no solo con los paramilitares, con los guerrilleros también”.
 
Uribe Vélez habló de “coincidencias” entre “acciones del Gobierno contra los paramilitares y las investigaciones” de la Corte Suprema de Justicia. Entre las coincidencias que mencionó está que cuando se decidió trasladar a los capos del paramilitarismo de Santa fe de Ralito a La Ceja, en seguida vino una entrevista del magistrado Yesid Ramírez con la revista Semana en la que dijo que el Presidente le había incumplido un pacto referente a las tutelas sobre sentencias en la reforma a la justicia, como “pago” a la Corte Constitucional por haber aprobado la relección.
 
El presidente Uribe aseguró también que cuando los líderes paras fueron transladados a la cárcel de seguridad de Itagüí, en seguida “se acentuaron las investigaciones de la Corte Suprema”. También señaló que fue justo después de la extradición de alias ‘Macaco’ cuando se comenzó a adelantar la investigación de la yidispolítica.
 
Tras un duro cuestionamiento a las investigaciones de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por “selectivas”, también mostró su extrañeza porque aún no hayan aprobado la extradición de alias HH y de Diego Montoya. El presidente Uribe, si bien aclaró que la reforma a la justicia que piensa presentar el Gobierno al Congreso el próximo 20 de julio “no debería” estar permeada por esta pelea con la Corte, dijo que “habrá que entrar en algunos temas” que apoyará, como la doble instancia para todos los casos, la aplicación del sistema acusatorio en todas las jurisdicciones y un cambio al sistema de elección y los requerimientos mínimos de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.