Uribe se defendió frente a acusaciones que lo vinculan con la masacre de El Aro

El presidente de la República, Álvaro Uribe, desmintió las acusaciones de un hombre ya condenado por la masacre del Aro, de haber asistido, junto con Salvatore Mancuso, a una reunión donde se planeó esa masacre que dejó 15 víctimas.

El mandatario aseguró este miércoles que no tiene nada que ver con el testimonio ofrecido por uno de los condenados por la Masacre de El Aro, Francisco Enrique Villalba, y que lo vincula con la planeación de este delito.

"Desde 1998 la Fuerza Pública siempre ha sabido donde estoy y qué estoy haciendo. En Semana Santa me tocó recolectar información para desmentir a un bandido que estaba diciendo que yo me había reunido con Mancuso y el General Rosso José Serrano, comandante de la Policía en ese momento, en el municipio de la Caucana, Antioquia, para preparar dicha masacre", dijo Uribe en tono enérgico.

El Presidente de la República aseguró que en dichas declaraciones existe una serie de incongruencias que ya se han demostrado ante las autoridades pertinentes, motivo por el cual ha recolectado información y bitácoras de vuelo para comprobar que no asistió a dicha cita.

La cadena radial Caracol Radio reveló el testimonio del desmovilizado, donde reveló que el presidente, en ese entonces gobernador de Antioquia, participó de la planeación del delito.

"Asistió el mayor Parra Niño de la Policía de Sincelejo y un patrullero que vino con él de apellido Acuña. Ahí estuvieron unos militares, un teniente de la cuarta brigada, no recuerdo el apellido, era de la tropa de cuarta brigada que estaba en Punto Valdivia, una contraguerrilla. Estuvo también Santiago Uribe y Álvaro Uribe que era gobernador cuando eso", asegura textualmente el testimonio.

Dice el testigo que después de la masacre vio nuevamente a Álvaro Uribe quien se presentó para decir que "la operación había sido un éxito".

Temas relacionados

 

últimas noticias

El Plan de Desarrollo de Duque