Proponen a Piedad Córdoba como Premio Nobel de la Paz

Al considerar que la Senadora Liberal ha hecho muchos "esfuerzos por la paz" de Colombia, Adolfo Pérez Esquivel, ganador del Premio Nobel de la Paz, pidió que le sea otorgada esta misma distinción a Piedad Córdoba.

"Ella viene trabajando intensamente desde hace mucho tiempo y con demasiadas dificultades para lograr la paz en Colombia y eso (el premio) ayudaría a encontrar los caminos de la paz para su país", aseguró Pérez Esquivel.

En diálogo con La W, este docente argentino insistió en que una postulación en torno a la paz como es el mismo premio Nobel, abriría caminos hacia la solución de la crisis armada que vive Colombia.

Pérez dijo que sería bueno que los encargados de entregar este premio reflexionen acerca de las buenas labores y el "trabajo continuó" que en la búsqueda de la paz de Colombia en los últimos años ha adelantado Córdoba.

Al enfatizar en todos los esfuerzos hechos por la Congresista, Adolfo Pérez explicó que no estuvo de acuerdo con la postulación al premio Nobel de la Paz que tuvo Ingrid Betancourt el año inmediatamente anterior.

"Nosotros apoyamos la liberación de Ingrid Betancourt -aseveró el ganador del Premio Nobel en 1980-, pero no encuentro otros meritos que le permitan ser ganadora de esta designación".

Pérez Esquivel, de otro lado, manifestó que hasta el momento no ha recibido ningún llamado formal para ser parte de una misión que permita el regreso a la libertad de seis secuestrados que las Farc aseguraron entregarán a Piedad Córdoba en los próximos días.

"Esto sólo ha trascendió periodísticamente; precisamente tengo compromisos y saldré pasado mañana (sábado) para Europa; así que no tengo ningún tipo de comunicación en este sentido", indicó.

Finalmente, el profesor universitario dejó ver su preocupación por la grave situación en lo referente a masacres de los pueblos indígenas en Colombia y señaló el caso especifico del departamento del Cauca.

Por eso pidió al Gobierno colombiano que intervenga para que se dé una desmovilización definitiva de los grupos paramilitares, a través de una desmovilización definitiva.

Adolfo Pérez Esquivel en 1980 recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en defensa de los Derechos Humanos y ha continuado su trabajo viajando por la mayor parte de países de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, denunciando los graves crímenes contra los derechos humanos en el continente americano. Además, gracias a su iniciativa, se iniciaron procesos penales contra la dictadura militar argentina en Italia, España y Alemania.