Hijos del Presidente niegan tráfico de influencias

Al parecer, un grupo de subalternos favoreció a Tomas y Jerónimo Uribe en un lote que se convirtió en zona franca.

Tomás y Jerónimo Uribe negaron haberse visto beneficiados ilegalmente con la valorización de un lote de su propiedad en la población de Mosquera, Cundinamarca.

El pronunciamiento se dio luego de la denuncia hecha por el periodista Daniel Coronell, quien aseguró que un grupo de subalternos del Jefe de Estado favorecieron a Tomás y Jerónimo Uribe, para facilitar que unos terrenos de su propiedad se convirtieran en Zona Franca, lo que les permitió réditos de al menos $3.000 mil millones.

Según documentos presentados por Coronell, la Comisión Intersectorial de Zonas Francas dio concepto favorable al proyecto de valorización que permitía que el terreno hiciera parte de la denominada Zona Franca de Occidente.

Lo extraño, asegura fue que dicha comisión está compuesta por el Ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata y el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, entre otros.

En ese sentido, el Ministro de Industria, Comercio y Turismo, Luis Guillermo Plata, negó que haya favorecido a los hijos del presidente con una decisión de convertir una zona rural en industrial.

Al ser preguntado por La W sobre si tenía conocimiento de quiénes eran esos terrenos, aseguró que "no sabía porque no era del caso".

El Ministro en varias ocasiones dentro de la entrevista insistió en que "aquí no se ha hecho nada indebido".

"Nunca pidieron un tratamiento especial, ni nunca llamaron a que les ayudara con el trámite del proyecto de zona franca (...) cualquier colombiano que quiera convertir un lote en zona franja y que cumpla con los requisitos lo puede hacer", aseguró Plata.

Pocos minutos después, los hijos del Primer Mandatario también ante La W manifestaron que todos los documentos presentados por Coronell son validos y ciertos.

Tomas, el primero en referirse sobre este caso, dijo que los terrenos de su propiedad no son de uso rural, sino que se trata de "suelos de expansión e industrial", según contempla el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) adelantado en el sector en el año 2000.

"Los hijos del Presidente arbitrariamente no cogieron un lote de fincas o de vacas y lo convirtieron en un monstruo industrial, la realidad es que los hijos del Presidente ha actuado en concordancia a lo que dice ese POT", recalcó Jerónimo, hijo menor del Presidente.

Cuando Tomas Uribe fue preguntado sobre su relación con el ex alcalde de Mosquera, Álvaro Rozo -quien autorizó la expansión de la zona franca-  el hijo del Presidente manifestó que él sólo ha sido amable con todo el mundo- Por eso también negó que fuera el padrino de matrimonio de la hija del ex alcalde y también que asistiera de manera planeada a lanzamientos de campañas políticas.

Un familiar de Rozo habría participado, según las denuncias de Coronell, en un negocio de uno de los lotes en que fue subdividida la propiedad de los hijos del Presidente.

Según Tomas y Jerónimo, la forma como se presentó la información fue "tendenciosa".

"Esta columna proviene de un señor (Daniel Coronell) que ha sido contradictor político de mi papá durante 10 años, que ha tildado a mi familia de narcotraficante, de paramilitar y de corrupta (...) esto no es para causarle un daño a Tomás y a Jerónimo Uribe sino para causarle daño al Presidente de la República", insistió Tomás Uribe.