Vicepresidente Santos admite que fue informado sobre las chuzadas

Un funcionario del  Das le confesó que hacía interceptaciones sin orden judicial al director de la oficina de derechos humanos del Gobierno.

El vicepresidente, Francisco Santos, admitió que un funcionario del servicio estatal de inteligencia le confesó que hacía escuchas sin orden judicial al director de la oficina de derechos humanos del Gobierno, ante lo cual él lo echó de su oficina y pidió que fuera despedido.

En declaraciones que de algunos medios, el vicepresidente precisó que el ex subdirector del Das, José Miguel Narváez reconoció que hacía interceptación de los teléfonos del director de la Oficina de Derechos Humanos de la Vicepresidencia, Carlos Franco.

"Una confrontación muy fuerte que tuve con el señor Narváez, que en ese entonces era asesor del DAS, donde me dijo que él supuestamente estaba 'chuzando' (escuchas) a Carlos Franco. Yo lo eché de la oficina" , aseguró.

Santos agregó que ese episodio demuestra que algo oscuro sucedía dentro del servicio de inteligencia y ahora con lo que está saliendo a la luz "se da uno cuenta que lo que había montado este señor en el DAS era tan espurio".

El vicepresidente afirmó además que a partir de la revelación que le hizo Narváez se iniciaron todos los trámites para procurar su salida del Das.

"Me enfurecí y lo eché y a partir de entonces creo que nunca más lo volví a recibir", puntualizó.

La Fiscalía investiga a Narváez por su presunta responsabilidad en el escándalo de las interceptaciones y seguimientos realizados desde ese organismo de seguridad.

Su abogado defensor Ulises Durán dijo a Caracol Radio que la Fiscalía le notificó que su apoderado está siendo procesado por los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones, utilización ilícita de equipos transmisores y receptores y falsedad en documento por destrucción.

Asimismo, indicó que en la última sesión de indagatoria, Narváez se abstuvo de responder las preguntas de los fiscales, al considerar que se violaron sus derechos debido a que supuestamente la Fiscalía no le permitió acceder a todo el expediente de las interceptaciones para preparar de manera adecuada su defensa.

A principios de este año se conoció que dentro del servicio de inteligencia estatal se hacían escuchas a varias personalidades, en su mayoría magistrados, periodistas y políticos de la oposición, y por tal razón fueron destituidos varios funcionarios del Das.

Temas relacionados