En libertad ex congresista Miguel Pinedo Vidal

Fiscalía decretó la nulidad del proceso en contra del ex presidente del Congreso.

Por no practicar varias pruebas solicitadas por la defensa, que en su criterio eran determinantes para establecer si el ex presidente del Congreso Miguel Pinedo Vidal era o no responsable de cohonestar con grupos de autodefensa en el departamento del Magdalena, la Fiscalía General de la Nación decretó la nulidad de la acusación contra el ex senador al considerar que se le violó el debido proceso. En consecuencia, ordenó su inmediata libertad y la práctica de dichas pruebas.

Pinedo Vidal fue llamado a juicio desde el 24 de noviembre del año pasado por el delito de concierto para delinquir agravado, derivado, según la justicia, de sus presuntos nexos con el frente Resistencia Tayrona, al mando del extraditado jefe paramilitar Hernán Giraldo Serna, alias El Viejo o El Señor. De acuerdo con la acusación, el ex congresista sostuvo varias reuniones clandestinas en la Sierra Nevada de Santa Marta con Giraldo Serna con el objetivo de garantizar su apoyo político a las elecciones de 1998 y 2002.

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación ha reiterado que no acompaña la tesis de la Fiscalía, pues en su opinión no está probado que Pinedo Vidal, un veterano parlamentario y precandidato a la Presidencia de la República en la convulsionada década de los 80, se hubiera beneficiado de los grupos paramilitares de Giraldo Serna. Es más, aclaró el representante del Ministerio Público, Francisco Farfán Molina, si bien existieron esos encuentros, éstos fueron mucho antes de 1998.

En concreto, expresó la Procuraduría, las reuniones entre Pinedo Vidal y Giraldo Serna ocurrieron hace 18 años, sin que en esa época estuvieran probadas las andanzas ilícitas del ex jefe paramilitar, hoy ad portas de recibir una dura condena en los Estados Unidos. Además, para la Procuraduría, la manipulación electoral de los paramilitares comenzó a partir de 1999, cuando aparecieron en el Magdalena las autodefensas de Carlos Castaño Gil, y se consolidaron con la creación del bloque norte, al mando de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, entre los años 2001 y 2002.

La trayectoria política de Miguel Pinedo Vidal data de comienzos de los años 70, por eso la Procuraduría cree que los resultados electorales de 2002, en vez de favorecerlo lo perjudicaron electoralmente, al punto de que no salió elegido como senador. Razón por la cual no cree que se le puedan imputar beneficios electorales derivados del apoyo paramilitar. Finalmente, el Ministerio Público recordó que Pinedo Vidal fue víctima de un secuestro por parte de las autodefensas.

En contraste, la Fiscalía sostiene que existen evidencias de que Hernán Giraldo Serna era la persona que decidía por qué candidato debía votar la comunidad y era necesario su permiso para hacer política. Por eso promovió entre varios dirigentes de la región el apoyo político al senador Miguel Pinedo Vidal. La acusación se sustentó, igualmente, en las revelaciones que hizo a la justicia el testigo estelar de la parapolítica Rafael García Torres.

Así las cosas, la Fiscalía deberá practicar las pruebas y con base en éstas volver a calificar el expediente. Pero, mientras endereza judicialmente el caso, Pinedo Vidal será dejado en libertad.

Temas relacionados