Brownfield dice que es cuestión de colaboración, no de soberanía

El embajador de EE.UU. en Colombia defendió la puesta en marcha de bases militares en este país, al igual que lo hizo el presidente Uribe.

“Respetuosamente discrepo con los que dicen que esta es una cuestión de soberanía colombiana. En mi humilde opinión es cuestión de colaboración entre dos países contra una amenaza compartida, la amenaza de la droga ilícita”, dijo el diplomático en la inauguración de un centro educativo al norte de Bogotá.

Recalcó que será el Gobierno colombiano el encargado de autorizar cada una de las misiones y que las mismas tendrán “siempre, siempre”, un representante de la administración local. En diálogo con periodistas, Brownfield agregó que “las bases son colombianas” y destacó que las Fuerzas Armadas de Colombia son “las más sofisticadas de la región de América Latina”, por lo que “no necesitan nuevas bases”.

Al respecto, señaló que “la cuestión es de acceso” para las tropas estadounidenses y reiteró que las operaciones que se realicen serán bajo el mando del Gobierno colombiano y que lo que se busca es estrechar la colaboración y ayuda para combatir en narcotráfico y el terrorismo.

De igual forma, el presidente Álvaro Uribe respondió a las preguntas de los periodistas alusivas al tema. “Un comentario a los comunicadores, con todo respeto: Obtener acuerdos con países como los Estados Unidos para que, con todo el respeto a la Constitución colombiana, a la autonomía de Colombia, nos ayude en esta batalla contra el terrorismo, contra el narcotráfico, es de la mayor conveniencia para el país. Es simplemente eso”.