Petro advierte a Obama tensiones en el país por bases militares

El senador le envió una carta en donde le expone su desacuerdo con la cooperación militar estadounidense.

El senador Gustavo Petro, que busca la candidatura presidencial en los comicios de 2010, advirtió al gobernante de EE.UU., Barack Obama, de las “tensiones innecesarias” que ha creado en el área andina el anuncio sobre el aumento de la cooperación militar de Washington con Bogotá.

En una carta pública, Petro consideró que el acuerdo que sobre la materia negocian los dos países no se corresponde con la “nueva visión” y el cambio en la política internacional de Estados Unidos que promueve Obama.

“La ampliación de un convenio o acuerdo de cooperación militar de la magnitud y alcance del anunciado, crea de inmediato tensiones innecesarias con nuestros vecinos del continente, especialmente del área andina y amazónica”, señaló el legislador.

Petro escribió a Obama que el acuerdo en trance, detallado hace una semana por el Gobierno, “implicaría mantener mínimamente los 800 militares y 600 contratistas norteamericanos autorizados por el Plan Colombia”.
 
“No se conocen mayores detalles respecto de equipos de rastreo, inteligencia, interdicción y presencia y transporte de tropas dentro del convenio, encaminado según los anuncios, a profundizar especialmente la llamada 'lucha contra las drogas'”, continuó Petro.

El senador observó que si el objetivo del convenio es éste, ambos Gobiernos reconocen “de entrada el fracaso de una política común” en la que los dos han invertido “enormes sumas de dinero y de recursos humanos (...) sin ningún éxito”, problema que tampoco, dijo, será resuelto con una “expansión de colaboración militar”.
 
“Lo invitamos (a Obama) a que en conjunto trabajemos por otra salida, entre las cuales se debe contemplar necesaria y urgentemente, ayuda para separar las mafias ligadas al narcotráfico de la política en Colombia”, sostuvo.

El político dijo a Obama que está convencido de que “a partir del diálogo entre los dos países y la comunidad internacional es posible construir acuerdos para superar el problema de las drogas”.