“Vamos a traernos varios batallones de tanques... infantería, artillería”

El presidente de Venezuela volvió a arremeter contra Colombia y dijo que ya informó a Rusia sobre posible adquisición de armas.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, reveló este jueves que su gobierno pretende al menos duplicar sus batallones de tanques como parte del “necesario incremento del poder defensivo” del país dada la constante “amenaza” imperialista de “invadir” Venezuela.

Chávez hizo esos comentarios al reiterar sus críticas a la medida de Colombia de “instalar” en su territorio “cuatro bases militares yanquis” y sostener que ello constituye una “amenaza” para Venezuela, debido a los presuntos planes de Washington de “invadir” el país a fin de apoderarse de su riqueza petrolera.

“Vamos a traernos varios batallones de tanques (...), por lo menos el doble... la infantería, la artillería”, declaró Chávez, sin más detalles, en su programa nocturno de radio y televisión “Aló Presidente, teórico”.

Añadió que esos planes castrenses fueron comunicados oficialmente al gobierno de Rusia, el principal proveedor de armas de Venezuela, al que le ha comprado en los últimos años 100.000 fusiles AK-103, 24 cazabombarderos Sukhoi-30 y medio centenar de helicópteros MI-17, MI-26 y MI-35.

El gobierno “revolucionario” que preside desde hace una década Chávez también trabaja en el aumento de la “inteligencia estratégica, la inteligencia de combate” de las filas castrenses venezolanas, según dijo el mandatario y defensor del denominado “socialismo del siglo XXI”.
 
“Todo (se incrementará) hasta donde nos alcancen las posibilidades”, aseveró Chávez, quien resaltó que no le importan los señalamientos en contra que haga “el vecino de al lado”, en referencia a Colombia y el “imperio” estadounidense.

En ese sentido, volvió a acusar a Estados Unidos de intentar convertir a Colombia en el “Israel” de América Latina, y a calificar de “lamentable” que el Gobierno colombiano “se preste” para ello.

El martes pasado, Chávez advirtió que Estados Unidos y sus aliados en Colombia e Israel configuran “todo un cuadro de agresión contra Venezuela”, el cual, alertó, podría derivar en una guerra militar. Ese “cuadro de agresión”, consideró entonces el gobernante venezolano, está configurado por la próxima llegada de “miles de soldados yanquis” a cuatro “bases militares norteamericanas en Colombia”, país que comparte con Venezuela 2.219 kilómetros de frontera terrestre.

El cuadro de agresión destacado por Chávez también lo conforman las denuncias de Israel según las cuales Venezuela ampararía a “terroristas, como ellos (los israelíes) dicen de Hezbolá” y los reportes de Washington de que “Chávez apoya el narcotráfico y el terrorismo”.
 
“Dios nos libre de una guerra (...), pero eso no depende de nosotros (...). ¡Estamos listos para morir, pero Venezuela jamás de los jamases volverá a ser colonia yanqui ni colonia de nadie!”, expresó Chávez.