Ecuador ratifica que no tiene “ninguna tolerancia” con grupos irregulares

El Gobierno del vecino país asegura que desde 2007 se han destruido la mayor cantidad de instalaciones de las Farc.

El ministro ecuatoriano de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, dijo que el actual Gobierno no tiene "ninguna tolerancia" con la presencia de grupos irregulares colombianos en ese país.

Apuntó que en este Gobierno, desde 2007, se han destruido "la mayor cantidad de instalaciones de la guerrilla colombiana" ubicadas en Ecuador, en la frontera con Colombia.

En el año 2007 se destruyeron unas 70 instalaciones, mientras que en 2008 cerca de 180 instalaciones, detalló al explicar que se trata de puestos de vigilancia, laboratorios y bases.

Carvajal puntualizó en la radio Sonorama que esto demuestra "una política de absoluta intolerancia frente los grupos armados colombianos".

Volvió a cuestionar la veracidad del contenido del vídeo atribuido a las Farc en el que se habla de una supuesta financiación a la campaña electoral de Rafael Correa, en 2006.

El ministro reiteró la posibilidad de que las FARC hubiesen sido estafadas por alguien que se tomó el nombre del jefe de Estado o del movimiento oficialista, Alianza País.

Insistió en que el movimiento oficialista, en ninguno de los procesos electorales, ha solicitado recursos económicos "a nadie en el exterior, mucho menos a organizaciones irregulares".

Consultado sobre la posibilidad de un enfrentamiento entre Colombia y Ecuador en las actuales circunstancias, el ministro señaló que no ve riesgos de conflicto.

"Evidentemente hay intenciones de una escalada comunicacional", dijo al advertir de la posible aparición de nuevos supuestos vídeos o de presunta información con la que se trate de involucrar a ecuatorianos con grupos irregulares.

"Podría haber una escalada de orden militar solo en el caso de que hubiera una actitud absolutamente irresponsable de quienes todavía siguen insistiendo en el derecho al uso extraterritorial de la fuerza, es decir a invadir cualquier país a nombre de la lucha contra sus enemigos internos" , dijo.

Añadió que el uso extraterritorial de la fuerza "viola el derecho internacional, cualquier norma de seguridad internacional y evidentemente, se constituye en una amenaza a los países, lo cual es inaceptable, condenable por todos nosotros".

Ecuador y Colombia tienen rotas las relaciones diplomáticas desde el 3 de marzo de 2008, dos días después de que militares colombianos atravesasen la frontera en un operativo contra un campamento que las FARC habían instalado en el enclave de Angostura.

Quito consideró que, al atravesar la frontera sin autorización, Colombia violó la soberanía de Ecuador y por ello rompió relaciones diplomáticas, aún no restablecidas.

En ese operativo murieron al menos 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de las Farc, alias ‘Raúl Reyes'.