Nueva renuncia a la conciliación complica aún más al referendo

Uno de los legisladores del Polo que hacia parte de dicha comisión renunció frente al temor de una investigación en la Corte Suprema.

El temor de los congresistas por posibles acciones de la Corte Suprema de Justicia al haber votado el referendo de reelección presidencial sin una certificación de las cuentas del referendo, ha hecho que varios de ellos renuncien a la Comisión de Conciliación del Proyecto.

Tan sólo un día después de conocerse que el presidente de la Cámara, Edgar Gómez, renunció a esa célula de conciliación, trascendió en el Legislativo que el representante a la Cámara, Germán Enrique Reyes, dejó esa misma comisión.

Basándose en que en diciembre, en la votación del proyecto en la plenaria de la Cámara, se declaró impedido y le fue aceptado éste, Reyes aseguró que no puede hacer parte de ese acuerdo entre los textos del referendo.

"Por tal motivo y por considerar el hecho de participar tanto como conciliador en el debate del citado proyecto, incurriría en prevaricato por acción, dado que el Consejo Nacional Electoral, no ha expedido el certificado de validación de los orígenes y topes de los dineros en la campaña de recolección de firmas, existiendo igualmente, demanda contra los promotores del referendo por fraude procesal, renunció a ésta", reseña la carta del congresista del Polo.

El texto del referendo debe sortear un debate final de conciliación, pues los textos aprobados entre el Senado y la Cámara son totalmente distintos. La primera corporación lo hizo para el 2010, mientras la otra para el 2014.