"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Colombia advierte a comunidad internacional ante ventas de armas a Venezuela

El vicepresidente Santos dijo que el uso de bases por parte de EE.UU. no tiene nada que ver con la situación interna de otros países.

El vicepresidente, Francisco Santos, advirtió a la comunidad internacional que "no se deje sorprender" ante nuevas compras de armamento por parte de Venezuela, después de que se hallara en manos de las Farc tres lanzacohetes vendidos por Suecia a ese país en 1988.

"Esto es un aviso muy importante a la comunidad internacional para que no se deje sorprender por nuevas compras de armamento por parte de Venezuela" , declaró Santos en una entrevista que publica el diario chileno La Tercera.

Santos explicó que las armas se hallaron en octubre en un campamento de las Farc en un operativo realizado en la región de Meta, donde, dijo, había "armamento potente y municiones capaces de hacer mucho daño".

El Gobierno sabía que esos lanzacohetes provenían de las adquisiciones hechas por Venezuela "a un país europeo" y lo pusieron en conocimiento de Caracas "hace varias semanas, pero no hubo respuesta" , recalcó.

Además, aseguró que las Farc están intentando conseguir misiles tierra-aire para atentar contra los aviones colombianos, y "la única forma de conseguirlos es que algún país se los haga llegar a través de medios como el empleado en este caso".

El pasado fin de semana, el presidente Álvaro Uribe, señaló que su Gobierno había verificado que "grupos terroristas han adquirido lanzacohetes de marca en los mercados internacionales" , pero no citó a ningún país.

Suecia confirmó el martes que varias armas incautadas recientemente a las Farc fueron vendidas a Venezuela a finales de la década de los ochenta, y tanto el Gobierno de ese país como el de Colombia pidieron explicaciones a Venezuela.

El jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, respondió con la congelación de las relaciones diplomáticas y comerciales con Colombia, al que también criticó por permitir el futuro aumento de la presencia de militares estadounidenses en su territorio.

Santos incidió en que Colombia manejará la situación "con prudencia y seriedad" , y recalcó que la decisión de autorizar el uso de bases colombianas por parte de Estados Unidos "no tiene nada que ver con la situación interna de otros países, incluido Ecuador".

Colombia y Ecuador mantienen rotas sus relaciones diplomáticas desde que el 1 de marzo de 2008 militares colombianos atacaron un campamento de las Farc ubicado en territorio ecuatoriano.

Esa decisión "tiene que ver con la seguridad de Colombia. Bienvenida la ayuda de EE.UU. para combatir el enemigo que tenemos, que es el terrorismo tanto del narcotráfico como de las guerrillas", aclaró el vicepresidente.

En cuanto a la reunión que mantuvieron con Uribe los enviados del nuevo mandatario hondureño, Roberto Micheletti, Santos reiteró que su Gobierno no avala las declaraciones de esos emisarios y que el encuentro pretendía apoyar la mediación del gobernante costarricense, Óscar Arias.

Además, rechazó comparar la posible reelección de Álvaro Uribe con la de Chávez, al considerar que en Colombia "hay muchas garantías en el sistema para asegurar en todo momento que se preserve el Estado de derecho".