Colombia sigue defendiendo convenio de bases militares con EE.UU.

El viceministro de Defensa de Colombia, Sergio Jaramillo, dijo que antiamericanismo muestra inmadurez de la región.

El viceministro de Defensa de Colombia, Sergio Jaramillo, dijo que el "antiamericanismo automático" de América Latina es una "muestra de inmadurez", en una entrevista publicada por el diario brasileño O Estado de Sao Paulo.

Jaramillo invitó a "dejar atrás" este tipo de posturas y defendió el acuerdo militar que su país negocia con Estados Unidos, nación con la que Colombia "tiene una deuda enorme", por el apoyo estadounidense para "evitar que el narcotráfico y el terrorismo acabasen con la democracia colombiana".

"Varios países de América Central están tambaleándose por culpa de la violencia y de la corrupción del narcotráfico y México pasa por su peor crisis de seguridad. Tenemos que seguir operando, no podemos perder esas capacidades después de la salida de los estadounidenses de (la base de Manta en) Ecuador", analizó.

El viceministro reiteró que "no habrá bases estadounidenses en Colombia, de ningún tipo" y precisó que se va a conceder a los militares norteamericanos "más acceso" del que ya tienen, hasta en siete bases colombianas.

"De momento, designaremos áreas en la base de Palanquero, la principal de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) y probablemente habrá actividades de apoyo en las bases de Apiay y Malambo, también de la FAC", detalló el político.

Insistió en que el comando, el reglamento, la supervisión y la seguridad de las bases continuarán bajo estricto control colombiano y dijo que el número de soldados estadounidenses nunca superará los 800, límite impuesto por el Congreso de ese país.

Según el viceministro, actualmente trabajan en bases colombianas algo menos de 400 efectivos estadounidenses, de los cuales, menos de cien están de forma permanente.

Jaramillo reiteró que los militares estadounidenses colaborarán en el combate al narcotráfico y a la guerrilla y, además, garantizó que las operaciones se restringirán al territorio colombiano, un asunto que preocupa especialmente en Brasil, donde el Gobierno hace hincapié en resguardar la soberanía sobre la Amazonía.

 

últimas noticias