Lula quiere evitar que la polémica sobre las bases afecte la integración

Un portavoz del presidente brasileño dijo que ese acuerdo "es un elemento que agrava la tensión en la región".

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quiere evitar que el polémico acuerdo de cooperación entre Colombia y EE.UU. cause "retrocesos" en la integración y discutirá el asunto el próximo sábado con su homologo de Bolivia, Evo Morales.

"Lo central es no permitir que ese tema (de las bases), aunque sea delicado, cause retrocesos en la integración suramericana y será esa el mensaje que Lula llevará a Morales" , declaró hoy en una rueda de prensa el portavoz de la Presidencia brasileña, Marcelo Bauchman.

Lula visitará el sábado a Morales en la zona cocalera boliviana del Chapare para discutir asuntos de interés bilateral y regional y, según explicó Bauchman, en la agenda figurará la "tensión" causada por el acuerdo que permitirá a tropas de Estados Unidos el uso de bases en suelo colombiano.

En la última reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) , celebrada en Quito, Morales planteó que los países que permitan la presencia de bases extranjeras sean expulsados de ese mecanismo de integración.

Bauchman reiteró que "el tema de las bases preocupa a Brasil" , porque "todavía no se sabe exactamente cuál será el propósito" de la presencia de las tropas de Estados Unidos, que según la Casa Blanca y Bogotá apunta a perfeccionar el combate al narcotráfico.

El portavoz de Lula dijo que ese acuerdo "es un elemento que agrava la tensión en la región" , pero aclaró que Brasil "respeta las decisiones soberanas de Colombia, siempre que sean limitadas al territorio colombiano".

Bauchman reiteró la posición de Lula, en el sentido de que "el punto central es establecer garantías jurídicas de que las bases no serán usadas en acciones contra terceros países" , e indicó que "ese es el mensaje que le llevará al presidente Morales".

En relación a la cumbre extraordinaria que celebrará la Unasur para tratar ese asunto, prevista para el próximo día 28 en la ciudad argentina de Bariloche, el portavoz dijo que "Lula llevará la idea de que es necesario tener una discusión franca, ponderada y objetiva".

Lula "cree que si la cumbre es bien encaminada, la posición de la región para un diálogo con Estados Unidos (sobre ese y otros asuntos) será aún más fuerte" , señaló.

No obstante, subrayó que, para Brasil, lo más importante es "no permitir que ese tema genere retrocesos en el proceso de integración suramericana".