Noemí Sanín, otra uribista dispuesta a darle ‘trabajo’ al Presidente

"El Presidente seguirá trabajando para Colombia desde mi Gobierno y lo nombraría en lo que él quisiera", aseguró la precandidata conservadora.

La precandidata presidencial del Partido Conservador, Noemí Sanín, es otro de los líderes del uribismo que está dispuesta a darle espacios en su gobierno al Presidente Álvaro Uribe, cuando salga del poder el próximo 7 de Agosto.

Por eso, la líder política dijo que "la gratitud, lealtad y generosidad" hacia el presidente Álvaro Uribe, "no es de boca sino de actitudes".

"Cuando yo sea Presidenta, vamos todos a demostrarle el afecto por el trabajo que ha hecho (...) si quiere seguir ayudando a Colombia cuando no sea Presidente, va a contar con nuestro cariño y con todas las posibilidades, de acuerdo con lo que él quiera para seguir ayudándonos", añadió.

Según Sanín, entre el Presidente y ella hay una gran lealtad ya que "el Presidente nunca me negará a mí o ninguno de mis colaboradores su apoyo (...) todos los colombianos le debemos lealtad a él y la va a conocer a fondo cuando yo lidere y sea Presidenta".

"La mejor lealtad es que la Seguridad Democrática continúe hasta la derrota total del terrorismo y la criminalidad y que sigamos con la confianza inversionista", sostuvo Sanín.

Puntualizó que si Uribe lo considera, participará en su gobierno desde el lugar que él quiera: "El Presidente es un gran colombiano, es un hombre patriota, trabajador, honesto, de modo que, para él, condiciones ninguna".