Alcaldes y gobernadores podrán decretar toque de queda si lo requieren

Es parte de las medidas para controlar el orden público en las elecciones de este domingo.

Una serie de medidas encaminadas a preservar el orden público en todo el país durante la jornada de elecciones del próximo domingo 14 de marzo, adoptó el Gobierno.

Entre las decisiones se encuentran restricción al porte de armas, ley seca y autorización a gobernadores y alcaldes para decretar, de ser necesario, el toque de queda.

A través del Decreto 671 del Ministerio del Interior y de Justicia, expedido el 3 de marzo, el Ejecutivo prohíbe la venta y el consumo de bebidas embriagantes desde las 6 de la tarde del viernes 12 de marzo hasta las 6 de la mañana del lunes 15 de marzo de 2010.
Igualmente, ordena a las autoridades militares respectivas en cada localidad suspender el porte de armas desde el viernes 12 de marzo hasta el miércoles 17 del mismo mes, explica el comunicado de prensa.

Celulares y acompañantes

Durante la jornada electoral (8:00 a.m. a 4:00 p.m.) no podrán usarse dentro del puesto de votación teléfonos celulares o cámaras fotográficas o de video, salvo los medios de comunicación debidamente acreditados.

Los ciudadanos que padezcan limitaciones y dolencias físicas que les impidan valerse de sí mismos podrán ejercer el derecho al sufragio acompañados hasta el interior del cubículo, sin perjuicio del secreto del voto. También aplica para las personas mayores de 80 años o quienes padezcan problemas avanzados de visión. Los votantes podrán ingresar al puesto de votación acompañados de menores de edad.

Transporte

Con el objeto de prevenir posibles alteraciones de orden público, los gobernadores y alcaldes podrán durante el periodo que estimen conveniente decretar el toque de queda. De acuerdo a lo decidido en el respectivo concejo municipal o departamental de seguridad, también podrán restringir la circulación de vehículos automotores, embarcaciones y motocicletas; de estas últimas podrán prohibir los acompañantes (parrilleros).

Las empresas de transporte que tengan rutas y frecuencias u horarios autorizados en áreas urbanas, veredales e intermunicipales, están obligadas a prestar el servicio público de transporte con un mínimo del 70 por ciento de su parque automotor, durante el horario de votación. Los mandatarios locales podrán fijar rutas para garantizar el traslado de los ciudadanos a los lugares de votación.
"(...) los vehículos que presten ese servicio estarán protegidos por la póliza de seguros vigente que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público tiene contratada para tal fin", señala el artículo 22 del decreto, por lo que habrá sanciones para quienes se nieguen a prestar el servicio.
Transmisiones

Durante el día de elecciones se prohíbe toda clase de propaganda, manifestaciones, comunicados y entrevistas con fines político-electorales a través de la radio, la prensa y la televisión, así como la propaganda móvil, estática o sonora. También se prohíbe que el día de elecciones se cuelguen nuevos carteles, pasacalles, vallas o afiches de propaganda electoral.

El decreto indica que los programas, mensajes, entrevistas o ruedas de prensa que se transmitan con candidatos y dirigentes políticos, así como la propaganda electoral, se deben realizar dentro de los parámetros del respeto a la honra, al buen nombre y a la intimidad de los demás aspirantes.

En cuanto a manifestaciones. A partir del lunes 8 de marzo y hasta el lunes 15 de marzo de 2010, sólo podrán efectuarse reuniones de carácter político en recintos cerrados.

El Ejecutivo también delegará funcionarios del nivel nacional para realizar seguimiento al proceso electoral en todos los departamentos del país, observando el comportamiento de los servidores públicos. Las autoridades locales brindarán apoyo a estas personas para que puedan cumplir su misión.

Temas relacionados