“A la Registraduría se le salió de las manos este proceso electoral”

Marta Lucia Ramírez, quien perdió la consulta conservadora, se refirió a las tensiones al interior de la colectividad.

En relación con las circunstancias que se han presentado en el conteo de los votos de la Consulta Conservadora, Marta Lucia Ramírez, en su calidad de precandidata conservadora, manifiestó que "es preocupante que a más de 18 horas del cierre de las elecciones, la Registraduría Nacional del Estado Civil, haya sido incapaz de cumplir con su obligación de brindar información definitiva sobre los resultados de la Consulta Conservadora".

Según la ex congresista y ex ministra de Defensa "la organización electoral debe ser la espina dorsal de la democracia sobre la cual no puede haber manto de duda, pues de su accionar depende la eficacia y credibilidad del sistema político y la concreción de la participación ciudadana. Lo cierto es que a esta hora existe una sensación de falta de credibilidad en el proceso, que afecta injustamente al partido y a las dos campañas que lideran la votación. Cualquiera de ellas que triunfe, merece tener una victoria sin manto de duda".

Y agregó: "es inaudito que ante las fallas de la Registraduría, la solución propuesta por el señor Registrador consista en dilatar la definición de las votaciones, en lugar de llamar a los responsables a cumplir con sus obligaciones contractuales y legales y garantizarle al partido y al país la transparencia que se le exige a la organización electoral. No se entiende porque esta elección no se hizo cumpliendo el mandato legal de aplicar el voto electrónico".

Ramírez le pidió al Ministerio Público y al Consejo Nacional Electoral investigar los motivos de las demoras, aplaudiendo la iniciativa de la campaña de Noemí Sanín de solicitar intervención de observadores internacionales que hagan control sobre el resultado.

Temas relacionados