Ataque de hackers habría generado el colapso en la página de la Registraduría

La empresa Arolen asumió la responsabilidad por las fallas en los escrutinios, al tiempo que le pidió a la Fiscalía investigar.

El proveedor de la página de UNE, la compañía Arolen, asumió la responsabilidad por las fallas que se presentaron en los comicios del domingo pasado.

Según el gerente general de Arolen, Iván Ribón, desde su empresa de cometieron errores en el procedimiento, de tal manera que sería equívoco culpar a la Registraduría, al Gobierno o a UNE de éstos.

Tras asumir que hubo errores, Arolen dijo que los hackers hicieron de las suyas alterando varios procesos de rigor en el conteo del domingo anterior aunque, aseveró, la información electoral nunca estuvo en riesgo. El caso quedó a disposición de la Fiscalía General de la Nación. 

Entre tanto, la procuradora delegada para la función pública, Martha Eugenia Carreño, denunció que UNE sólo habría utilizado un 74% de su capacidad operativa durante su labor de transmisión de datos en las elecciones parlamentarias del domingo. La representante del Ministerio Público manifestó, incluso, que podrían sugerir al registrador la derogación del contrato que mantiene esa autoridad electoral con esa empresa.

Recientemente, la Procuraduría General de la Nación convocó a voceros de esa entidad para que den las explicaciones del caso y precisen cuál fue su actuación durante el proceso de conteo de los votos, especialmente, en lo que atañe a la consulta conservadora, que busca elegir candidato presidencial en representación de esa colectividad.

La revelación se conoció sólo un día después de que los favoritos, Noemí Sanín y Andrés Felipe Arias, presentaran su queja ante el Ministerio Público por las irregularidades en el conteo de los votos.

El mismo Alejandro Ordoñez señaló que el organismo a su cargo había advertido a la Registraduría las irregularidades que se podrían presentar, debido a los equívocos que se presentaron durante los dos simulacros en los que participó la Procuraduría, previos a la celebración de los comicios electorales.