"Felicito a la doctora Noemí": Andrés Felipe Arias

El ex ministro consideró positivo el hecho de que tres millones de colombianos hayan votado por el Partido Conservador.

Luego de un extenso discurso de agradecimiento al presidente Álvaro Uribe y a su equipo de campaña, el aspirante presidencial por el Partido Conservador Andrés Felipe Arias reconoció su derrota.

Según dijo Arias, quiso respetar el "valor de la palabra", en el sentido de que había dicho previamente que si perdía la consulta lo aceptaría públicamente. "Felicito a la doctora Noemí Sanín Posada. Reconozco y acepto su triunfo. Que Dios la bendiga en su campaña", aseveró.

El ex ministro de Agricultura abogó para que su colectividad le siga apostando a la Seguridad Democrática, al igual que a otros proyectos sociales.

Estas fueron las palabras de Andrés Felipe Arias:

Quiero darle gracias a Dios por haberme dado la fuerza, la fé y la serenidad para haber emprendido un camino que muchos veían imposible de viabilizar. El domingo pasado más de un millón de colombianos respaldaron este sueño. En ellos encuentro la fuerza para seguir adelante en este propósito que hoy, más que nunca, es un propósito de vida.

Quiero dedicarle este logro a Catalina y Eloisa. Ellas son mi fuerza, mi luz, mi camino y mi esperanza. Tuvieron que soportar a mi lado los ataques, los ultrajes y la calumnia. Gracias por nunca desfallecer, por creer siempre en mí y por darme esa fuerza interior que nunca me permitió desviarme del propósito superior que estamos buscando.

Gracias a mis padres, a mi hermano y a mis suegros. Fueron bastión de apoyo fundamental. Alimentaron este sueño día a día. Gracias a todo el equipo de campaña. A Beatriz Uribe Botero quien con su tacto, inteligencia y honradez supo manejar dinámicas administrativas que tuvieron que atravesar las tormentosas aguas del ataque político.

A mi jefe de debate, Dr. Carlos Albornoz, a los equipos de asesores, al grupo de gerentes y coordinadores políticos regionales, y al equipo de nuevas generaciones encabezado por Claudia Otero. Sin ustedes esto hubiera sido imposible.

Hoy se abre paso una nueva generación en la política colombiana: la generación de la esperanza. Una generación que nació y creció en medio de la violencia, el narcotráfico y el terrorismo. Una generación que adquirió consciencia política durante los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez.

Gracias Presidente Uribe, Usted transformó a Colombia y con ello inspiró este sueño. Sueño por el cual continuaré luchando. Presidente Álvaro Uribe: gracias también por haberle permitido a nuestra generación participar de su gobierno y haber sido testigos y protagonistas de excepción de la transformación que está viviendo nuestro país.

Gracias Presidente Uribe por creer en la juventud, en la preparación, en la formación, en la disciplina y en la capacidad de nuestra generación. Hoy, en nombre de la generación de la esperanza quiero agradecerle a más de un millón de colombianos que creyeron en nosotros.

A más de un millón de colombianos que votaron por la juventud, la preparación, la renovación, la disciplina y, porque no decirlo, la osadía. Gracias a quienes creyeron en esta generación. Gracias a quienes creyeron en la lealtad. En la política de la coherencia. En la política de las convicciones.

Gracias a quienes entendieron los logros y la trayectoria y no se dejaron confundir por lo mediático, el ataque, el ultraje y la calumnia. Gracias a los que se convencieron de que este país necesita sostener y profundizar el esfuerzo de Seguridad Democrática.

Gracias a los que entendieron que hay que tener credenciales para hablar de generación de empleo y trabajo. Gracias a los líderes regionales, a los jóvenes, a las mujeres, a los campesinos y al pueblo conservador. No los voy a defraudar. El Partido Conservador se va a renovar, el Partido Conservador va a cambiar, Colombia continuará transformándose y me encargaré de ello.

Hemos trabajado durante más de un año para conquistar a más de un millón de colombianos y conservadores quienes nos han


respaldado. No fueron las maquinarias polítiqueras como algunos, antes del pasado domingo, quisieron creerlo.

Fueron ciudadanos convencidos de la renovación y la Seguridad Democrática. Ello fue demostrado cuando ganamos los grandes centros urbanos de opinión, especialmente Bogotá; y eso nos llena de orgullo y compromiso. Aún nos faltan muchos horizontes por descubrir juntos, muchos caminos por recorrer y muchas batallas por ganar.

Hoy le quiero decir a Colombia que seguiré adelante en la política. Yo no hago política por vanidad personal. Hago política para jugarme a fondo por lo que creo. Creo en una Colombia en orden, con Seguridad Democrática y sin violencia. Creo en una Colombia con oportunidades de trabajo y empleo en cada hogar. Creo en el bienestar para todos los colombianos. Por esas convicciones me la jugué. Y por esas convicciones me la seguiré jugando.

Casi tres millones de colombianos que participaron en la Consulta Conservadora garantizan el futuro y la fuerza del Partido. Ahora bien, a pesar de todas las anomalías que hemos presenciado los Colombianos en los ultimos dias y horas, quiero aportar un grano de arena a la paz electoral, a la democracia, a la credibilidad en las instituciones y, especialmente, al valor de la palabra.

Felicito a la doctora Noemí Sanín Posada. Reconozco y acepto su triunfo. Que Dios la bendiga en su campaña. Ojalá el Partido no se devíe de las tesis de la Seguridad Democrática, la confianza para la inversión y el empleo y los programas que tejen la cohesión social.