Así serán elegidos los magistrados de la Justicia Especial para la Paz

El exmagistrado Juan Carlos Henao, rector de la Universidad Externado, uno de los cerebros de la Justicia Especial para la Paz, explica el modelo de elección.

Tal como anunciaron desde La Habana, los encargados de elegir los magistrados de la Justicia Especial para la Paz serán: su santidad el Papa Francisco, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, la delegación en Colombia del Centro Internacional de Justicia Transicional (ICTJ) y la Comisión Permanente del Sistema Universitario del Estado, que reúne a los rectores de las universidades estatales u oficiales del país.
 
Eso no quiere decir que el Papa Francisco va a venir a Colombia a realizar esta elección, tampoco se puede asegurar que lo hará Ban Ki-moon. Ellos seguramente designarán un representante dentro de este comité. 
 
La elección no será fácil y requiere de una mayoría absoluta pues tendrá que contar con cuatro de los cinco votos de los miembros del Comité. 
La garantía de que la elección será autónoma y no se impondrá la voluntad de una de las partes en la negociación (Gobierno o Farc) es que en todos los casos se trata de personas y organizaciones que más confianza pueden dar a los colombianos.
 
En segundo lugar, porque el acuerdo señala que el proceso contará con la debida publicidad y garantías de transparencia de manera que facilite el seguimiento y veeduría por parte de  la sociedad. Además, el comité deberá tener en cuenta los estándares internacionales de independencia judicial.
 
En cuanto a las cualidades de los magistrados elegidos, estos deben ser abogados expertos en distintas ramas del Derecho, con énfasis en conocimiento del DIH, Derechos Humanos o resolución de conflictos. Para ser elegido Magistrado del Tribunal para la Paz deberán reunirse los mismos requisitos que para ser magistrado de alguna de las altas cortes. Sin embargo, la excepción está en que habrá participación de magistrados internacionales. 
 
Serán escogidos 20 magistrados colombianos y  4 extranjeros para el Tribunal para la Paz. 18 magistrados con nacionalidad colombiana y 6 magistrados extranjeros para las 3 Salas de Justicia. Una lista adicional de 19 nacionales y 5 extranjeros para el Tribunal para la Paz y las Salas de Justicia en caso de que se requiera aumentar el número de magistrados o sustituir a alguno de sus miembros.
 
Uno de los cargos más importantes será el del director y directora de la Unidad de Investigación y Acusación, quien tendrá plena autonomía para seleccionar a los profesionales que harán parte de la misma.