Así va la ejecución de la Ley de Víctimas

La Unidad de Víctimas hizo su balance de 2014. De acuerdo con la entidad, el 91% de los recursos del año ya fueron ejecutados.

Paula Gaviria, directora de la Unidad de Víctimas. / Archivo - El Espectador

Ayer, en Bucaramanga, la Unidad de Víctimas rindió cuentas sobre los avances que se han conseguido en estos tres años de aplicación de la Ley de Víctimas y, entre otros logros, sostuvo que de los casi seis millones de colombianos que han padecido el conflicto armado, 415.824 ya han surtido efectivamente la ruta de reparación, el 88% de la meta que se trazó el presidente Juan Manuel Santos para el cuatrienio. Y, en cuanto a las de desplazamiento, que no estaban contempladas inicialmente en la ley, ya 53.000 víctimas han sido reparadas.

De los $55 billones que, se dijo en 2011, serán necesarios para cumplir con los objetivos de la Ley de Víctimas, el Estado ya ha asignado $20 billones para el período 2012-2014. En concreto, el presupuesto asignado para las víctimas en 2014 fue, monedas más, monedas menos, $7 billones, que se repartieron entre diferentes entidades como los ministerios de Salud, de Trabajo, de Agricultura, del Interior, la Defensoría, el Ministerio Público, ICBF, Sena y gobernaciones y alcaldías, entre otras. De ese presupuesto, $1,45 billones fueron asignados a la Unidad de Víctimas, que al 10 de diciembre ya había ejecutado el 91% de esos recursos.

De acuerdo con la entidad, durante 2014 se ha informado de manera directa e indirecta, por primera vez, a 418.458 víctimas sobre la oferta institucional. Es decir, sobre los requisitos para acceder a la ruta de reparación y los derechos reconocidos por la Ley 1448. Esas personas han sido atendidas a través de Servicio al Ciudadano, o mediante los canales telefónico, escrito o presencial. También, mediante un servicio de mensajes de texto, otro de mailing y 8 centros regionales en funcionamiento, 116 puntos de atención a nivel nacional y 22 unidades móviles integrales que llevan la atención a los lugares con institucionalidad precaria.

“Llegamos a más víctimas. De manera presencial, este año se han atendido 2’114.497 personas a través de los orientadores de los 116 puntos de atención de todo el país. Esta cifra es superior a la de 2012 y casi igual a las atendidas en el año 2013 completo”, dijo Paula Gaviria ante víctimas y representantes de organizaciones sociales en la capital de Santander.

“El 88% de las víctimas del conflicto son personas en situación de desplazamiento. En este caso hemos superado en 3% el total de la meta anual que nos habíamos propuesto para los procesos de retorno o reubicación: tenemos 66 mil hogares acompañados en esos procesos, bajo principios de voluntariedad, seguridad y dignidad. También, se han ido acompañando 838 hogares correspondientes a solicitudes individuales y se han realizado jornadas de atención a hogares focalizados, beneficiando a 17.725 hogares”, dijo Gaviria en Bucaramanga.

La rendición abarcó programas de atención ejecutados por otras entidades. Por ejemplo, según las cifras presentadas por la Unidad, en el plan de vivienda prioritaria que ha sido bandera de Santos, de las 75.000 que ya se han entregado, 49.000 han sido para víctimas. Otras 27.169 víctimas han recibido cursos de educación financiera en el Sena y 43.000 han sido remitidas a programas de atención psicosocial ejecutados por el Ministerio de Salud.

La rendición también se centró en los procesos de reparación colectiva. Durante la ejecución de la Ley han sido identificados 303 sujetos colectivos de reparación que se encuentran en diferentes fases de la ruta de reparación: 132 comunidades no étnicas; 9 organizaciones y casos nacionales (periodistas, sindicalistas, Unión Patriótica, entre otros); 9 organizaciones de mujeres; 153 comunidades étnicas (73 afrocolombianas, 79 indígenas y 1 rom). En total, entre 2012 y 2014 ya son 88 los sujetos colectivos víctimas con plan de reparación acompañado y formulado.

En cuanto a procesos contractuales, durante la vigencia 2014 la Unidad adelantó 1.384 contrataciones, por un valor de 461.200 millones de pesos, todos ellos en ejecución, a corte del 30 de septiembre. En cuanto al monto, los mayores corresponden a los contratos de tipo interadministrativo: 8 por $326.170 millones. Respecto a licitaciones, adjudicaciones y compras en curso, se presentan 36 procesos, por un valor de $56.002 millones.

Con el balance hecho por Gaviria, la Unidad de Víctimas cierra el año con una preocupación: si permanece el conflicto, seguirán aumentando las victimizaciones, y la repartición de los recursos, como se había programado, será insuficiente. Para el próximo año, los recursos para las víctimas serán $8 billones, pero la expectativa es que con el fin del conflicto esos recursos vayan siendo administrados para que sean incluidas, sin contratiempos, y sin mayores esfuerzos presupuestales, las víctimas de desplazamiento, que no estaban contempladas en 2011, cuando la Ley de Víctimas vio la luz.