Así votará la Comisión Primera el proyecto de referendo contra adopción igualitaria

Las cuentas no son tan claras en el tercer debate en la Cámara de Representantes. 13 votos irían por el no y 15 por el sí. En los ocho restantes quedará el futuro de quienes están dispuestos a acoger niños sin hogar.

Archivo - El Espectador

En momentos en que los cálculos electorales cobran protagonismo, hablar de asuntos que tocan directamente cuestiones morales se convierte en un factor determinante, tanto para sumar votos como para perderlos. El ejemplo perfecto es el debate en torno al referendo que propone la senadora liberal Viviane Morales para que sean los colombianos los que decidan sobre la adopción por parejas del mismo sexo.

La discusión llega este miércoles a la Comisión Primera de la Cámara y el debate está encendido. Al fin y al cabo se trata de que las mayorías decidan sobre los derechos de una importante minoría en Colombia. Un referendo que, dicho sea de paso, afecta también a las personas solteras, viudas o separadas. En todo caso, quienes han seguido de cerca esta polémica, seguramente, se estarán preguntando si, en la Cámara, la iniciativa tendrá el mismo éxito que tuvo en el Senado.

Pero lo cierto es que en la Comisión Primera, que integran 36 representantes, las cuentas no son tan claras. Ni quienes apoyan el referendo ni los que se oponen logran recaudar el mínimo de 18 votos requeridos. Así están las cuentas: en el Partido de la U, de los ocho representantes que integran esta célula legislativa, solo dos votarían a favor: José Caicedo y Carlos Osorio. El resto dirá no.

“Es absolutamente inconveniente e inconstitucional”, le dijo a este diario Albeiro Vanegas, representante de esa colectividad, que acogió el llamado del presidente Santos, quien argumentó que no se puede dejar en manos de los colombianos una decisión que dividiría a la ciudadanía en dos categorías. “Es probable que haya una decisión de bancada, pero en estos casos puede haber objeción de conciencia”, indicó.

Por el lado del Centro Democrático, la decisión —aunque parece obvia— tiene explicaciones de mayor envergadura. Sus cinco representantes votarán sí al referendo, lo que no quiere decir que no existan posiciones divididas. Por ejemplo, Samuel Hoyos promoverá una campaña por el no en las urnas, en caso de que se tenga el último aval en la Corte Constitucional. “Exigimos que se respete la voluntad popular. Que se haga el referendo, al que le diré no. La orientación sexual no puede ser un criterio para dar o no en adopción a un niño”, agregó.

En el Partido Conservador, las cuentas también sorprenden. El presidente de la Comisión Primera, Telésforo Pedraza, señaló que habrá una votación en bancada. Es decir, sus seis congresistas se pondrán de acuerdo para fijar una única postura. No obstante, Pedrito Pereira y Óscar Fernando Bravo no están de acuerdo con el referendo porque afecta a las personas solteras. “No nos parece que sea el mecanismo para resolver esta situación. Nos preocupa que se involucre a las madres solteras y viudas”, aseguró Pereira.

El representante Rodrigo Lara, de Cambio Radical, será el único de los tres congresistas de su partido que dirá no. El problema es que es posible que no alcance a llegar a la votación porque coincide con una licencia no remunerada que solicitó para atender un asunto familiar en el exterior. Sus copartidarios, Carlos Abraham Jiménez y Jorge Enrique Rozo, avalarán la iniciativa.

El partido que más dividido está es el Liberal. No votará en bancada y, por eso, la representante Clara Rojas ya tiene definido su voto por el no. Mientras tanto, Silvio José Carrasquilla cree que “no puede prevalecer el capricho de una pareja del mismo sexo de tener un hogar. Ellos deben recuperar lo que perdieron: un papá y una mamá, no dos hombres o dos mujeres”. De los nueve representantes liberales, solo los dos tienen definido su voto, mientras los otros están indecisos. En la misma condición están los de Opción Ciudadana y 100 % Colombia: Fernando de Peña y John Molina.

En el Polo, su único representante, Germán Navas Talero, va por el no. “Es un referendo religioso. No vinimos a hacer religión acá, sino a defender a los colombianos”, expresó. Y la misma postura tiene Angélica Lozano, de la Alianza Verde: “Ese referendo busca los votos para la plataforma a la Vicepresidencia de Viviane. Y tiene derecho a hacer campaña, pero no a costa de los derechos de los colombianos”, puntualizó.

En conclusión, 12 votos irían por el no al referendo y 15 por el sí. En los ocho restantes quedará el futuro de quienes están dispuestos a acoger niños sin hogar, a pesar de no cumplir con los requisitos que exigen quienes sólo creen que las familias válidas son las compuestas por un hombre y una mujer.