“Asumí el compromiso de ser senadora con unos propósitos concretos”: Paloma Valencia

Las razones por las cuales la legisladora del Centro Democrático decidió quedarse en el Capitolio y no aspirar a la Alcaldía de Bogotá son los proyectos que lidera como el juzgamiento especial de la Fuerza Pública en la JEP, el Tribunal de Aforados y la desconexidad de los delitos a menores de edad como delito político.

Valencia ha sido una de las senadoras uribistas más contradictoras del acuerdo de paz con las Farc. Tomada de Facebook Centro Democrático

A principios de noviembre, Álvaro Uribe Vélez, hoy senador y líder del Centro Democrático, sorprendió con dos nombres como posibles candidatos del partido para aspirar a la Alcaldía de Bogotá. El representante Samuel Hoyos y la senadora Paloma Valencia fueron su baraja de opcionados para la administración local más importante del país.

Para muchos, la experiencia y el liderazgo de Valencia dentro de las huestes uribistas pesaba más que la de Hoyos, quien era el presidente de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, sin embargo, este lunes, el parlamentario de 34 años presentó oficialmente la carta de renuncia al corporado para continuar con su aspiración a la Alcaldía de Bogotá en las próximas elecciones regionales de octubre de 2019.

Lea: La baraja del Centro Democrático a la Alcaldía de Bogotá.

“Ser alcalde de una ciudad así es el sueño de cualquier servidor público. Me sentiría feliz y entusiasmada de ser candidata a su primera magistratura. Sin embargo, asumí el compromiso de ser senadora con unos propósitos concretos”, manifestó este lunes la senadora.

Entre los propósitos que menciona la legisladora está el proyecto de acto lesgilativo que pretende darle un juzgamiento especial a los militares dentro de la Justicia Especial para la Paz (JEP). Esta iniciativa produjo una fuerte discusión entre los defensores del acuerdo de paz y el uribismo, pero dio pie a que, por primera vez, el líder del Centro Democrático se sentara a dialogar con miembros de la FARC y otras colectividades para llegar a un acuerdo.

También: El panorama político que dejó el acuerdo sobre la JEP.

Seguir luchando por una reforma a la justicia, que incluya la creación del Tribunal de Aforados y una super Corte, es otra de las razones por las que optó quedarse en el Capitolio. “Tengo que conseguir una reforma integral, que acabe con la impunidad de los de cuello blanco y permita el juzgamiento de los aforados. Ojalá una sola Corte de magistrados mayores, respetables y sin tacha, que facilite la obligatoriedad del precedente. Una justicia justa. Irme ahora sin haberlo logrado, o al menos intentado nuevamente, sería fallarle a mis ideales”, expresó.

Quedarse en el Senado, especialmente para ella, es la oportunidad de continuar con su liderazgo en los debates ideológicos que sostiene su partido dentro del Congreso. “Espero que estos debates les sirvan a los colombianos para conocer las realidades de quienes han  pretendido ocupar un pedestal moral. Quieren desde ahí destruirlo todo y luego quedar solo ellos en pie, como única alternativa. No son la única alternativa y distan de ser la mejor. Estaré ahí para que, en cada embate que pretendan contra nuestras instituciones, nuestros presidentes, nuestra historia, encuentren siempre izada la bandera de los ideales democráticos y republicanos”, afirmó Valencia.

Asimismo, la legisladora manifestó su apoyo a la candidatura de Samuel Hoyos como la ficha de la derecha para llegar al Palacio Liévano. “Él representa los mismos valores morales y políticos que me mueven. Tiene carácter, inteligencia, honestidad y decisión. Estoy segura de que su aspiración será exitosa para bien de todos quienes vivimos en Bogotá. Auguro que será un extraordinario alcalde”, concluyó.

831778

2018-12-31T10:18:12-05:00

article

2018-12-31T10:18:12-05:00

nataliatamayogaviria_1236

none

-Redacción Política

Política

“Asumí el compromiso de ser senadora con unos propósitos concretos”: Paloma Valencia

90

3868

3958

 

últimas noticias