Ataques del Eln y fin del cese al fuego preocupan a ONU

Los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas manifestaron su preocupación por el futuro de los diálogos con el Eln a raíz de los ataques perpetrados por la guerrilla en las últimas horas tras el fin del cese al fuego.

AFP

"Lamentamos que la mesa no haya podido acordar la prórroga del cese al fuego (con el Eln). Pedimos a ambas partes que renueven el alto al fuego, el primero mejoró en gran medida la situación humanitaria de las zonas afectadas por el conflicto. El cese al fuego es necesario para la participación de la sociedad civil en las negociaciones".

La declaración la hizo este miércoles el representante de Países Bajos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el marco de la presentación del primer informe trimestral sobre actividades de la segunda Misión de la ONU en Colombia, que empezó el 26 de septiembre de 2017 en medio de la implementación del acuerdo de paz con las Farc.

Durante la reunión del Consejo varios de los representantes se pronunciaron sobre los ataques perpetrados por el Eln tras el fin del cese al fuego. "Lamentamos que el Eln  haya reanudado los ataques", señaló por ejemplo, Olof Skoog , representante de Suecia.

El embajador británico, Matthew Rycroft, que ha sido el principal responsable del expediente colombiano dentro del Consejo de Seguridad, se expresó en la misma línea. "Confiaba en que hoy discutiésemos el anuncio de un renovado alto el fuego entre el Gobierno y el ELN. En su lugar, estoy preocupado y decepcionado por las noticias que acabamos de recibir, de que el ELN ha roto el alto el fuego y desperdiciado esta oportunidad para una paz sostenida", dijo el diplomático.

En igual sentido se pronunciaron los delegados de Estados Unidos, Bolivia y Francia, quienes hicieron un llamado para superar los obstáculos y renovar el cese al fuego. "Esperamos que las partes interesadas en Colombia muestren la voluntad política necesaria", puntualizó el representante de Rusia. 

Los integrantes del Consejo manifestaron su apoyo al Gobierno para continuar los diálogos con el Eln y para seguir el camino de la implementación de lo pactado en el Acuerdo Final de Paz con las Farc.

De acuerdo con el representante de Perú, el proceso de paz en Colombia significa un ejemplo para la comunidad internacional y "se trata de un proceso complejo que enfrenta numerosos desafíos en esta etapa de implementación".

Rycroft, señaló a su turno que el apoyo del Reino Unido no se  va a debilitar con el cambio político que se dará este año en Colombia pues es claro que "este acuerdo de paz pertenece a todos los colombianos, no a un gobierno específico. Este es un proceso único y seguirá inspirándonos en los años venideros. Ojalá todos los conflictos con los que lidiamos hubiesen alcanzado el éxito de Colombia".

Según explicó Jean Arnault, jefe de la misión de la ONU en Colombia, si bien es cierto que existen múltiples problemas de seguridad en los territorios, la recuperación de las zonas de conflicto y la reducción de la violencia empezará a notarse con el programa de estabilización impulsado por el Gobierno: "La misión evaluará periódicamente el progreso y estamos efectuando ligeros ajustes a nuestro despliegue. No podemos perder de vista los desafíos de la reintegración (...) seguimos viendo con preocupación la reintegración socioeconómica de los 14.000 excombatientes".

últimas noticias