PIDEN A UNP BRINDAR GARANTÍAS DE SEGURIDAD

Aumenta riesgo de violencia sexual contra mujeres por parte de grupos ilegales

Un informe entregado por la Defensoría del Pueblo indica que hay 85 municipios en el país en donde han aumentado las cifras de abuso sexual, por cuenta de la expansión de bandas criminales y grupos guerrilleros.

La violencia sexual contra las mujeres y niñas en Colombia ha venido en aumento en algunas regiones del país en las que se ha expandido la presencia de bandas criminales y grupos guerrilleros. Archivo

Este jueves, cuando se conmemora el Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el Marco del Conflicto Armado, sorprendió el más reciente informe realizado por la Defensoría del Pueblo en el que advierte que, contrario a lo que se esperaba, las cifras de abuso sexual en contra de las mujeres han ido en aumento. Según el Sistema de Alertas Tempranas de la entidad en 85 municipios, de 19 departamentos del país, hay riesgo vigente de violencia sexual contra mujeres y niñas. Chocó, Antioquia, Nariño, Valle del Cauca y Bogotá son las regiones que más preocupan.

“Para la entidad, se requiere especial atención en el marco del proceso de posacuerdo, en la medida en que la violencia sexual puede exacerbarse como forma de control de la población o en la disputa de los actores armados por el reposicionamiento y el dominio territorial de espacios en donde estaban las Farc”, señaló Jorge Calero, vicedefensor del pueblo, al advertir que se ha dado un proceso de expansión de grupos armados ilegales como las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (en el Pacífico y en Córdoba), el Epl y el ELN, así como la disidencia de las Farc.

“Hacemos un llamado a la Unidad Nacional de Protección para que brinde medidas de seguridad a las mujeres defensoras de derechos humanos que están en riesgo y que han recibido amenazas”, añadió Diana Rodríguez, delegada para los derechos de las mujeres de la Defensoría del Pueblo. Y es que, según las cifras aportadas por la entidad, en lo corrido del año, de 664 casos acompañados por Rodríguez, 105 corresponden a mujeres víctimas de violencia sexual relacionadas con el conflicto armado.

En ese sentido, también hicieron un llamado al Ministerio de Salud para que active, cuanto antes, las medidas de atención sicosocial a las mujeres que han sido víctimas de violencia sexual pues, según los funcionarios, sólo se ha suministrado la atención al 5% de las mujeres que han sido accedidas carnalmente.

A esto, se suma que en las zonas de frontera hay un alto riesgo para las mujeres, debido a dinámicas de control de distintas economías ilegales (como la minería ilegal y los cultivos ilícitos), y a otros delitos como la trata de personas con fines de explotación laboral o sexual. Tumaco, municipios de la costa chocoana y la zona fronteriza con Venezuela en Norte de Santander y Cesar son las regiones de mayor riesgo.

Finalmente, y ante este preocupante panorama, la Defensoría del Pueblo pidió a la Fiscalía aumentar sus unidades de investigación para superar la impunidad ya que, a hoy, la entidad se ha visto obligada a emitir 42 informes de riesgo y 31 notas de seguimiento en los que ha advertido riesgos de violencia sexual en 130 municipios de 23 departamentos de Colombia.