Avalan firmas para revocatoria del alcalde Petro

La Registraduría Distrital declaró legales las 357.250 firmas presentadas por el representante Miguel Gómez para llevar a las urnas la revocatoria del alcalde de Bogotá.

La Registraduría Distrital declaró válidas las firmas presentadas por el representante Miguel Gómez Martínez para el proceso de revocatoria del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego.

De acuerdo al censo electoral de la capital y las elecciones de 2011 eran necesarias 289.263 rúbricas válidas para llevar a las urnas la revocatoria y que sean los ciudadanos quienes decidan si quieren o no que el alcalde salga del cargo. Esa cifra  aunque no se conoce formalmente, fue superada en el conteo de la Registraduría.

Así las cosas, los ciudadanos deberán acudir a una jornada atípica de votación para decidir de la continuidad de Petro en el cargo de alcalde de Bogotá.

Sin embargo, para que este proceso prospere deben ir a las urnas más del 55% de los ciudadanos que sufragaron en los últimos comicios en la capital. Es decir que 1’234.214 tienen que ser parte de la votación.

Adicional a que vayan a las urnas ese número de ciudadanos, la mitad más uno (617.108) deben votar favorablemente por la revocatoria.

Aun así, el alcalde tiene la posibilidad de acudir a una segunda instancia para impedir que avance esa iniciativa. Como las firmas fueron radicadas en la Registraduría Distrital, la Registraduría Nacional del Estado Civil de inmediato se convierte en segunda instancia dentro del proceso de revisión de las firmas.

De momento Petro no se ha pronunciado sobre la posibilidad de la revocatoria que ahora está en firme en su contra. La noche del jueves, cuando no había nada formal, propuso una veeduría internacional para que haga una nueva revisión de las firmas.

La defensa del proceso

Entre tanto, el representante Miguel Gómez Martínez defendió su idea de revocar a Petro con esta frase: "Cuánto nos habríamos ahorrado si hubiéramos revocado a Samuel Moreno".

El legislador señaló que “si la revocatoria no sale adelante en las urnas, la ciudad va a seguir por el mismo rumbo; por eso les ofrecimos a los bogotanos que con sus firmas cambiaran la ciudad y que no siguieran con la decadencia”.

“La ciudad viene mal desde hace muchos años y ya es hora de que tengamos la posibilidad de tener esperanza…esta ciudad merece la posibilidad de pensar que las cosas van a mejorar”, aseguró.

Según él, con la revocatoria, Bogotá se juega la oportunidad de que con el voto cambie el futuro de la ciudad.

En los próximos días se deberá saber la realidad de la revocatoria en segunda instancia y una fecha para exacta para llamar a las votaciones.