Avanza la paridad en la reforma electoral: pasó su primer debate

Noticias destacadas de Política

En comisiones primeras conjuntas, el Senado y la Cámara aprobaron que las listas de los partidos para cargos de elección popular deben estar integrados en un 50 % por mujeres y hombres. El proyecto sigue a plenarias de ambas corporaciones.

Este lunes, la paridad logró un avance: el Congreso aprobó en su primer debate que las listas de los partidos que aspiren a cargos de elección popular deben estar integrados en un 50 % por mujeres. Lo hicieron antes de la media noche, durante las comisiones primeras del Senado y la Cámara que sesionaron de forma conjunta para discutir el largo articulado del proyecto de reforma al código electoral. Este, en su artículo 84, establece la “cuota de género”, como mecanismo para equiparar la histórica desventaja que han tenido las mujeres para participar en política.

(Lea: La hoja de ruta de Joe Biden para Colombia)

Durante la discusión, el representante César Lorduy y la senadora Ana María Castañeda, ambos de Cambio Radical, presentaron una proposición para ajustar el texto que se proponía en ese artículo. En un principio, proponía que las listas debían estar integradas por mujeres hasta en un 40 %. A su proposición se sumaron otras parlamentarias como Ángela María Robledo, Juanita Goebertus, Angélica Lozano, José Daniel López y Rodrigo Lara, e incluyeron otro apartado del artículo que hablaba sobre cómo organizar los porcentajes cuando las cifras quedaran en decimales.

Así, el texto aprobado finalmente quedó de la siguiente manera: “En las listas en las que se elijan cinco o más curules para corporaciones de elección popular o las que se sometan en consulta, a excepción de su resultado, incluyendo aquellas relativas a la elección de directivos, cuando las agrupaciones políticas opten por este mecanismo para elección, deberá conformarse por un mínimo de 50 % mujeres sobre el número de candidatos inscritos a la corporación que se pretenda postular. Para las listas de menos de cinco curules se les aplicará el 30 % para la conformación de la cuota de género", se lee en el documento. Esto quiere decir que desde las listas para los comicios de las Juntas Administradoras Locales (JAL) hasta las del Senado, todas deberán tener la mitad de sus propuestas electorales conformadas por candidatas.

Así mismo, en él se manifiesta que será causal de revocatoria de inscripción las listas que incumplan la participación de mujeres dispuesta en el proyecto de reforma al código electoral. Para este cometido, el Senado apoyó de manera unánime lo estipulado y la Cámara solo tuvo tres votos en contra. Además, por haberse concertado en comisiones conjuntas, el nuevo texto del artículo 84 pasa directamente a ser discutido en plenarias de ambas corporaciones, en las que, a pesar del avance, el panorama no es tan progresista y podría hundirse. Cabe recordar que fue en plenaria de la Cámara el espacio donde los congresistas hundieron el proyecto de reforma política que establecía, de igual forma, paridad en las listas a elección popular.

El resultado de este debate fue posible, a pesar de los argumentos de sus detractores que manifestaron, como en otras ocasiones, que esta cuota viola la autonomía de los partidos para componer sus listas, y que la lucha contra la discriminación del género femenino en la política se logra a través de la formación de nuevos liderazgos. Sobre esta victoria para las mujeres, Angélica Lozano, senadora del Partido Verde, dijo que “la igualdad es imparable”. De hecho, expresó que el “efecto de Kamala [Harris] que invadió al mundo también llegó al Congreso”, frase con la que conectó el triunfo de la nueva vicepresidenta electa de Estados Unidos con este paso hacia adelante que tomaron las comisiones primeras conjuntas.

“Llevo seis años con tanta gente luchando por lograr la paridad en las listas y hoy se aprobó por unanimidad en primer debate en ambas comisiones. Falta un reto enorme en las plenarias, sin embargo es muy valioso el avance. Fue unánime en el Senado y solo tres votos en contra en Cámara. Hubo altísimo consenso entre partidos muy diversos”, añadió Lozano. Por su lado, César Lorduy calificó la decisión como un “hecho histórico”. “Logramos que el Congreso llegara a la conclusión de que efectivamente la igualdad de género debía aplicarse en Colombia para todos los cargos de elección popular. Demuestra lo comprometidos que estamos con las mujeres. Estamos muy contentos y esperamos que en plenarias se ratifique esto”, agregó.

En este debate, los legisladores también aprobaron que continúe en el trámite el artículo 85 de la reforma, que establece la inclusión de la población diversa (LGBTI+). Aunque el senador Eduardo Pacheco, de Colombia Justa-Libre pidió que se eliminara ese apartado porque “violaba” la autonomía de los partidos, los miembros de las comisiones primeras rechazaron en su mayoría esta propuesta. Congresistas como Margarita Restrepo, Erwin Arias, Juan Manuel Daza, Buenaventura León, José Jaime Uscátegui, Gabriel Vallejo, Óscar Villamizar, y Juan Carlos Wills, entre otros, votaron a favor de su eliminación, pero la mayoría se impuso también para respaldar la diversidad en la política.

(Le puede interesar: Paridad política: un camino por recorrer)

A su turno, el senador Armando Benedetti, coordinador de la ponencia de este proyecto, comentó una idea que surgió luego del debate. “Debido a la discusión de la paridad en las listas en las corporaciones públicas, se nos ha ocurrido que por ejemplo en el Senado son 108 curules. Entonces, hay que hacer una reforma constitucional para que 54 vayan a ser para las mujeres y 54 para los hombres. O sea que yo tendría que inscribirme para ganar dentro de 54 y una mujer para ganar dentro de las 54. Sería así por norma constitucional, mitad hombre y mitad para repartir las curules”, fue la idea que dejó sobre el tapete. Por ahora, es un avance pero el Congreso medirá nuevamente su temple en las plenarias del Senado y la Cámara donde este tipo de iniciativas paritarias no han calado aún en las mayorías de quienes deciden sobre las leyes que afectan a los hombres y las mujeres.

Comparte en redes: