Avanza reforma sobre delitos sexuales contra menores de edad

La iniciativa gubernamental fue aprobada en el tercero de ocho debates en el Congreso. La próxima semana tendrá que ser aprobada en la plenaria de la Cámara de Representantes para cumplir su primera vuelta.

Un proyecto de reforma constitucional busca que los delitos sexuales contra menores de edad no sean juzgados por tribunales especiales de justicia. Archivo El Espectador

Un proyecto de Acto Legislativo que propone que quienes cometan delitos sexuales contra menores de edad no puedan ser juzgados por tribunales especiales de justicia avanza en el Congreso de la República. La Comisión Primera de la Cámara de Representantes aprobó la iniciativa en el tercero de ocho debates, y ahora será la plenaria de la corporación la que defina si continúa su trámite el próximo semestre, en segunda vuelta.

La propuesta de reforma constitucional fue aprobada con 30 votos a favor y dos en contra. Resultado que hace que la iniciativa esté a un debate de terminar su primera vuelta y, por lo tanto, de mantenerse con vida para que termine su trámite parlamentario en el curso de la próxima legislatura.   

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, sostuvo que el objetivo es que “bajo ninguna circunstancia, los delitos sexuales cometidos contra menores de edad queden en manos de jurisdicciones especiales (como la creada en el marco del Acuerdo de Paz con las Farc), sino que hagan parte de la justicia ordinaria para mantener las altas penas en estos casos en particular”. Eso sí, es claro que la reforma no podrá ser aplicada retroactivamente, sino únicamente a futuras negociaciones políticas con grupos al margen de la ley.

“Hacia el futuro, en cualquier caso, no puede volver a pasar que haya beneficios para quienes cometen estos delitos tan graves como es atentar contra la dignidad e inocencia de un menor de edad. Es reprochable por la sociedad el hecho de que delitos sexuales contra los menores queden inmiscuidos en una justicia especial cuando nosotros tenemos la obligación de garantizar el futuro de los niños”, explicó la titular de la cartera del Interior.

El proyecto propone una reforma al artículo 44 de la Constitucional Nacional, introduciendo el siguiente aparte: “Los delitos sexuales cometidos en contra de los niños, niñas y adolescentes estarán sometidos únicamente a las sanciones establecidas en el régimen penal ordinario y serán investigados y juzgados conforme a las normas definidas en el Código de Procedimiento Penal”. 

Así pues, la reforma constitucional del Gobierno, que cuenta con el apoyo de partidos como de la U, el conservatismo y el liberalismo, además de Centro Democrático, está a un debate de quedar viva para continuar su trámite a partir del próximo 20 de julio.