LosPetitFellas y su pequeño universo

hace 55 mins

Avanzan conversaciones entre Gobierno e indígenas en Cauca

Según el ministro del Interior, Guillermo Rivera, ya hay avances importantes en las mesas sectoriales. Indígenas del Catatumbo denunciaron que se intenta deslegimitar la protesta a través de amenazas de incineración de vehículos y negaron que esa fuese una política de las organizaciones.

Guillermo Rivera (izquierda), ministro del Interior, se sumó al equipo del Gobierno que negocia con las comunidades indígenas del país. Cortesía MIninterior

La Minga Nacional Indígena cumple este sábado seis días desde que se inició como una protesta en contra del Gobierno para exigir una mesa de concertación en la que se pueda llegar a acuerdos de cumplimiento de sus peticiones.

Lea: Mininterior viaja a Cauca para dialogar con voceros de minga indígena

Y como una forma de lograr un avance significativo y lograr el despeje de algunas vías bloqueadas en Cauca, Guillermo Rivera, ministro del Interior, viajó hasta el municipio de Caldono, en ese departamento, para lograr un diálogo con los indígenas y en donde, según señaló el funcionario, ya hay avances importantes al final de esta tarde. 

“Estamos tratando de lograr un acuerdo para el desbloqueo de las vías y vamos a poner sobre la mesa los avances que se han logrado en otros puntos de conversación. Las mesas sectoriales tienen un avance importante y vamos a discutir una eventual modificación de un decreto, que es uno de los asuntos que se piden”, dijo Rivera.

El desbloqueo de vías es una de las prioridades del Gobierno en medio de la manifestación, aduciendo que afecta a miles de personas y el derecho al trabajo de otras depende de que estas estén en condiciones normales.

Lea también: Minga nacional indígena, sin salida a la vista

La manifestación, en la que ha habido episodios de violencia entre Gobierno e indígenas, motivó el llamado a la calma por parte de Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con la intención de que se baje la tensión y se evite la confrontación.

“Estamos intentando hacer intermediación entre quienes protestan y la Fuerza Pública, para crear la habilidad de que estas protestas ocupen un carril mostrando su descontento, pero también que no estén causando perjuicios a otras personas. En varias de estas áreas las tensiones están subiendo”, señaló. Hasta el día de hoy, se cuentan 58 heridos por la protesta, la mayoría de ellos miembros de la Fuerza Pública, según el Gobierno, mientras que las autoridades indígenas han señalado que hay 21 heridos por la “represión desmedida” de la autoridad.

Por otra parte, la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) envió un comunicado en la tarde de este sábado en el que señala que algunas personas han intentado deslegitimar el paro a través de amenazas de incinerar vehículos en la vía que conduce de Cúcuta hacia el sur del departamentl de Cesar. "No es una política de nuestras organizaciones amedrentar a la comunidad del departament. Por el contrario, trabajamos con la convicción de resolver diferentes problemáticas sociales que se presentan en nuestro territorio", señala la comunicación.