Avión en el que viajaba ministro del Interior sufre accidente

Juan Fernando Cristo y su equipo de trabajo están ilesos luego de que la aeronave presentara inconvenientes aterrizando en la base militar de Catam, en Bogotá.

Aeronáutica Civil

Eran las 8:15p.m. cuando el avión de la Policía que transportaba este viernes al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y a su comitiva se disponía a aterrizar en el aeropuerto militar de Catam, en el occidente de Bogotá. La aeronave se aprestaba a desplegar su tren de aterrizaje, una maniobra que en condiciones normales no implica problemas para los avesados pilotos encargados de transportar al funcionario. Sin embargo, el mal tiempo característico de la sabana bogotana en los últimos días complicó la operación desencadenando un aterrizaje de emergencia. 

En palabras del viceministro del Interior, Guillermo Rivera, quien también abordó ese vuelo, "había mal tiempo, intentó aterrizar, el avión tocó tierra y empezó a saltar, dio como tres saltos y luego perdió el control y se salió de la pista y por fuera de la pista alcanzó a avanzar unos 300 metros. Parece que perdió el tren de aterrizaje hasta que logró parar en el potrero y tuvimos que saltar y correr por temor a que explotara porque se empezó a regar el combustible". 

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo; y el viceministro del Interior, Guillermo Rivera. /Archivo El Espectador

Junto a Rivera y Cristo viajaban el secretario privado del ministro, Camilo Acero, el grupo de avanzada y el grupo de prensa y comunicaciones de esa cartera. La única persona con lesiones breves (magulladuras) es el camarógrafo del ministerio, quien ya está siendo atendido por el personal médico. 

Cristo, un hombre clave en los procesos de paz al estar vinculado con los diálogos del Eln y las Farc, había viajado a la capital del Quindío para representar al Gobierno en la Cumbre de gobernadores, desde donde los mandatarios departamentales pidieron este viernes al Gobierno que no se vaya alterar los recursos destinados para los departamentos con el proyecto de reforma tributaria, que fue radicado en el Congreso. 

Cortesía: Bomberos aeronáuticos

Si bien el caso de Cristo llamó la atención por el dramatismo de los primeros reportes de los pasajeros y por los inocultables daños que sufrió la aeronave, lo cierto es que el ministro no es el primer alto funcionario público que padece un susto semejante en cumplimiento de sus labores. En 2012, el entonces ministro de Vivienda y hoy vicepresidente, Germán Vargas Lleras, vivió momentos de pánico a bordo de un helicóptero. Al momento del despegue, la aeronave se vio obligada a aterrizar de manera aparatosa en Sanadoná, Nariño. 

El expresidente Andrés Pastrana y excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez también pasaron un susto cuando supieron que la avioneta en la que planeaban viajar desde Guaymaral hacia Girardot cayó sobre una panadería en el barrio Villa Luz, en Bogotá. Ambos políticos se dirigían a ese municipio cundinamarqués para participar del cierre de campaña de Nancy Patricia Gutiérrez, entonces candidata a la Gobernación de Cundinamarca. En aquel trágico accidente murieron cinco personas.