La batalla política por los uniformados

La polarización entre santismo y uribismo ha impactado a las Fuerzas Armadas, al ponerlas como detractoras o defensoras del proceso de paz con las Farc.

El presidente Santos reunido con militares./ Archivo
El pulso entre el expresidente Álvaro Uribe y el presidente Juan Manuel Santos por ganarse la empatía de las Fuerzas Armadas ha conducido a una polarización cuyo campo de batalla es el proceso de paz con las Farc. Por eso, la muerte de los diez soldados en el Cauca a manos de la guerrilla la semana pasada fue la excusa perfecta para librar la batalla en espacios políticos y manifestaciones públicas. La rechifla al presidente Santos en la Carrera de los Héroes el domingo pasado fue el epígrafe del enfrentamiento entre santistas y uribistas en el Congreso.
 
La discusión se dio entre los senadores Uribe y Roy Barreras. Este último sostuvo que el Centro Democrático engaña a los uniformados al hacerlos creer que en la guerra les irá mejor que en la paz. “Engañan a los soldados de Colombia, aprovechando su dolor, con la falsa dicotomía de que lo bueno para ellos es acabar con el proceso de paz. “La situación más grave es la politización malintencionada de las Fuerzas Militares estimulada por sectores de la oposición en un hecho inédito en la democracia colombiana”, explicó Barreras.
 
Uribe respondió que es el Gobierno quien ha politizado a las Fuerzas Militares al “nivelarlas con el terrorismo” y preguntó: “¿Cómo así que a la Policía, que es un entidad de jerarquía de subalternidad, le dan la orden de marchar y de civil?”. Pero las diferencias no quedaron allí y los alfiles de uno y otro cerraron filas en torno a sus jefes políticos. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, por ejemplo, afirmó que en los dos últimos años, en que avanza el proceso de paz, “es evidente que se ha querido utilizar a las Fuerzas Armadas para oponerse a la mesa de diálogos y al comandante supremo de las Fuerzas Armadas que es el presidente Juan Manuel Santos”.
 
Del otro lado se ubicó el senador del Centro Democrático Ernesto Macías, para quien es Santos el que está politizando a la Fuerza Pública. “Él está utilizando a las Fuerzas Militares, es quien va a los batallones a echar discursos, lleva personajes de la vida política a que echen discursos. Además, las responsabilidades en las masacres las tiene el presidente por creerles a sus contertulios de las Farc y no atacarlos, que es su obligación. Pero con respeto a las Fuerzas Militares, el comunicado que publicaron es beligerante y esa no es una función de ellos”, expresó el parlamentario uribista.
 
El congresista se refirió al comunicado firmado por los generales Jaime Lasprilla, comandante del Ejército; Guillermo León, comandante de la Fuerza Aérea, y el almirante Hernando Wills, comandante de la Armada, para quienes “en Colombia puede existir oposición y de hecho la hay, pero debe ser objetiva y debe buscar mecanismos de construcción de patria, de país y desarrollo, y de ninguna manera utilizar a las FF.MM. como una herramienta para cualquier actividad de tipo partidista”.
 
En este ambiente, Noticias RCN difundió una información según la cual habrían conocido un documento preparado por los militares que hacen parte de la comisión técnica para la terminación del conflicto —que funciona en La Habana—, en el que se plasma una supuesta hoja de ruta para la desmovilización de las Farc. En la nota se señala que la guerrilla se concentraría en 20 lugares y entregarían las armas a una organización internacional para que las deposite en un contenedor. Sin embargo, desde el equipo negociador desmintieron la información y aseguraron que no es una propuesta del Gobierno. “Este tema -de la concentración de las Farc-  no ha sido tocado en la Mesa de Conversaciones ni en la Subcomisión Técnica del Fin del Conflicto”, comunicó el Gobierno.