Benedetti renuncia a ser ponente de la ley de procedimiento de la JEP

“Nunca se va a llegar a un acuerdo legislativo” dijo el senador, tras las constantes dilaciones a la votación de la ley por parte de las nuevas mayorías del Legislativo. A su vez, alertó que, de no aceptar las modificaciones propuestas por el Centro Democrático, este convocaría a un referendo.

Armando Benedetti.Archivo

Al término del encuentro de la subcomisión de legisladores en el Ministerio del Interior, que se reunieron con el fin de encontrar una salida al laberinto en el que está estancada la ley de procedimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el Senado, uno de sus ponentes, Armando Benedetti, renunció a su condición, “cansado” de las constantes trabas que se le han puesto en la cámara alta y de la imposibilidad de llegar a una negociación entre el Gobierno y las fuerzas políticas ahora volcadas a favor del presidente electo, Iván Duque.

“Es evidente que en el Senado no va a pasar nada y nunca se va a llegar a un acuerdo legislativo”, expresó en la misiva en la que comunicó su renuncia. “La situación es tan complicada que hoy el apoyo del Congreso al Ejecutivo no le alcanza ni para aprobar el orden del día sin modificaciones, como quedó evidenciado en siete de las sesiones citadas este mes”, agregó.

Le puede interesar: “Cúmplanle a las víctimas”: Santos le pide al Senado votar la ley de procedimiento a la JEP

El senador mencionó las diferentes razones —“excusas”, las llamó— a las que ha acudido la bancada del Centro Democrático para promover la inercia del proyecto en el Senado hasta el próximo período y argumentó que estas serían innecesarias e, incluso, perjudiciales. “A pesar de que el presidente de la Corte Constitucional aclaró que no se necesita que el alto tribunal tome una decisión sobre la ley estatutaria de la JEP para que el Congreso de vía libre a la ley de procedimiento. las nuevas mayorías insisten en dilatar el trámite. Hoy la excusa es otra: el Centro Democrático vuelve a condicionar su apoyo al proyecto con la creación de una sala especial que le dé un tratamiento diferenciado a los agentes del Estado de los exguerrilleros de las Farc y suspenda la llegada de los militares de la JEP, sabiendo de la inviabilidad de dicha propuesta y el riesgo de que la corte penal internacional los juzgue”.

Agregó, frente a este último punto, que los mismos miembros de las fuerzas armadas están pidiendo al Congreso que se apruebe con urgencia tal norma porque más de 2.300 uniformados quedarían en un limbo jurídico, tal y como lo advirtió este lunes el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Lea más: No hubo acuerdo en subcomisión para destrabar reglamentación de la JEP

“Es claro que estamos frente a la agenda del presidente actual contra la del presidente electo, que tienen visiones diametralmente opuestas frente al juzgamiento de los agentes del Estado que hicieron parte del conflicto armado”, explicó Benedetti, quien expuso que este meollo tendría tres posibles salidas, entre las cuales la más probable que suceda tiene que ver con el cumplimiento de los artículos 12 y 15 del Acto Legislativo 01 de 2017 (JEP), que permiten que esta jurisdicción se dé su propio reglamento.

Por otro lado, dijo estar seguro de que, “de no aprobarse por la vía legislativa las modificaciones que el Centro Democrático está proponiendo, el presidente electo Iván Duque iniciará su Gobierno de la misma forma como inició el de Álvaro Uribe: con un referendo, pero esta vez para modificar los acuerdos de paz, hacer una reforma política y a la justicia”.