Buen Gobierno llega a la tierra del uribismo

Directivas niegan que desde la Fundación se esté haciendo política o que se vayan a liderar listas para las elecciones a Congreso de 2014.

Germán Vargas Lleras en una de las presentaciones de Buen Gobierno. / archivo

En la mañana se realizará un conversatorio entre el exdirector nacional de la Policía, general (r) Óscar Naranjo, y el rector de la Universidad Eafit de Medellín, Juan Luis Mejía Arango, sobre seguridad y convivencia ciudadana. Al mediodía se tiene programado un almuerzo con dirigentes gremiales y académicos en el que se conversará sobre las necesidades y prioridades de la región, y en la noche se hará el acto oficial de inauguración del capítulo departamental. Se trata de la llegada este miércoles de la Fundación Buen Gobierno a la tierra del uribismo, Antioquia, con toda su plana mayor: Germán Vargas Lleras, María Emma Mejía, Juan Mesa, Gabriel Silva, Juan José Echavarría, Juan Gabriel Uribe y el mismo general Naranjo.

La tarea es la misma que se les ha encomendado a las otras 11 sucursales que Buen Gobierno ha abierto ya en todo el país: hacer un examen autocrítico de los logros de los tres años de mandato del presidente Juan Manuel Santos y de los proyectos que requieren inmediata atención del Estado. La idea es conocer en propia voz de los dirigentes y habitantes de las regiones sus problemas y sus propuestas en sectores claves del desarrollo: energético, infraestructura, salud, justicia, educación, cultura, agrícola, seguridad ciudadana y desempleo, entre otros. Y a partir de ahí, estructurar proyectos a ejecutar en el corto y mediano plazo.

Sólo que tratándose de Antioquia —con centro de operaciones en Medellín—, sin duda el asunto genera ‘morbo’, pues implica la llegada del santismo, liderado por Vargas Lleras, al fortín político y electoral del expresidente Álvaro Uribe, convertido hoy en el gran contradictor del Gobierno. Y más aún cuando, desde un comienzo, la Fundación Buen Gobierno ha sido vista como la organización no gubernamental sobre la cual el jefe de Estado pretende cimentar su campaña reeleccionista. Incluso, las suspicacias han girado en torno al supuesto manejo político que desde ya se les ha dado a la ONG, algo que sus directivas han tenido que salir a negar.

Juan Mesa, su director ejecutivo, señaló que desde la Fundación no se está haciendo campaña política y que esta organización se ha concentrado en temas programáticos a nivel nacional y regional. “Si el presidente Santos decide buscar la reelección, habrá una estructura política para la campaña. Buen Gobierno no tiene ni listas ni nada relacionado. Es un centro de pensamiento que está trabajando en temas estrictamente programáticos”, enfatizó, reconociendo eso sí que uno de los objetivos es trabajar en la reelección de las políticas del primer mandatario.

Por su parte, Germán Vargas Lleras ha dicho también que la Fundación no es un partido político que vaya a presentar listas en las elecciones de 2014: “Es la ONG del presidente Juan Manuel Santos”, aseguró, aunque reconoció que si el próximo 25 de noviembre el jefe de Estado anuncia su reelección, “el trabajo que venimos haciendo se podría convertir en la columna vertebral de lo que será su plan de gobierno”. En este sentido, se tiene planeado entregar en las próximas semanas un balance, discriminado departamento por departamento y a nivel nacional, sobre las iniciativas que se podrían ejecutar de aquí a agosto del próximo año, cuando termina el gobierno Santos, enmarcadas en el concepto de “generar prosperidad”.

Hasta el momento, Buen Gobierno ha abierto capítulos en Huila, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Cesar, Quindío, Risaralda, Caldas, Nariño, Cauca y Tolima. Mañana se inaugurará en Medellín el de Antioquia, la próxima semana llegará al Valle del Cauca y después seguirán con Santander, Norte de Santander, Meta, Sucre, Córdoba, Magdalena y Chocó, en un cronograma que va hasta el 10 de diciembre. Además, el 12 de noviembre se realizará en Bogotá un seminario sobre desarrollo agrícola, con la participación de expertos brasileños, y para finales de mes se hará un conversatorio sobre seguridad con la presencia del exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani.

Sea como sea, la llegada de Buen Gobierno a la tierra del uribismo marca un hecho político clave en la actual coyuntura, teniendo en cuenta que el Centro Democrático —el movimiento del expresidente Uribe— se apresta a iniciar una gira nacional con su candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga y Antioquia es la punta de lanza. Es decir, santismo y uribismo entrarán a disputarse de frente los espacios allí y en todo el país. Y después del 25 de noviembre, una vez el presidente Santos anuncie si va o no por la reelección, la lucha será más feroz, incluso si decide hacerse a un lado, porque en ese caso todas las miradas estarán puestas en Vargas Lleras, nada más ni nada menos que el presidente de Buen Gobierno.