La cabeza de la oposición

El senador del Polo dice que no ha llegado el momento de lanzarse a la Presidencia.

El senador Jorge Robledo es la cabeza de lista del Polo al Senado. / Archivo

El senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, es un destacado parlamentario opositor al gobierno Santos. Durante el periodo parlamentario que terminará el 20 de julio ha adelantado fuertes debates contra las multinacionales petroleras y mineras, así como por la presunta adquisición irregular de terrenos baldíos por parte de importantes empresas nacionales e internacionales. Hoy encabeza la lista del Polo al senado y responde a los electores que enviaron sus preguntas a #SeñorCandidato. Estas son sus respuestas.

SantiChvez: : ¿Cree que Colombia necesita la descentralización?

Las regiones deben tener el derecho a decidir sobre los asuntos que les incumben. Es inaceptable la actitud de desprecio del gobierno de Juan Manuel Santos hacia las consultas populares, como las de Tauramena y Piedras contra la destrucción minera. La descentralización puede y debe fortalecerse con la participación democrática de las regiones y sin romper la unidad territorial de la Nación.

Jessikleja: ¿Qué propuestas tiene para enfrentar la situación carcelaria?

El hacinamiento de las cárceles avergüenza a los colombianos. Las cárceles no pueden seguir funcionando como una especie de centros de tortura. Y los gobiernos no resuelven el problema porque no se les antoja, porque no respetan la dignidad a los internos. Además hay que revisar la política criminal y el populismo penal, que cree que todos los problemas se resuelven con cárcel.

Soy Bejarano: ¿Qué le hace falta para lanzarse a la Presidencia?

Hoy soy candidato al Senado y mi candidata a la Presidencia es Clara López, quien puede llegar a ser la primera presidenta de Colombia. En el futuro ya veremos qué pasa. Cada día trae su afán.

Santiago DBJ: ¿Cómo ve el voto en blanco y la posibilidad de que gane en las próximas elecciones?

Es comprensible la indignación de los colombianos contra la clase política. Pero el voto en blanco no puede sacar a un solo indeseable del Congreso, le quita pocos votos al santismo y sí puede golpear y hasta eliminar a los candidatos que nos elegimos con voto de opinión. El artículo 258 de la Constitución dice que si gana el voto en blanco en la elección a Congreso, las votaciones se repetirán. Pero también señala que se repetirán con los mismos candidatos de los partidos que pasaron el umbral en la primera votación, con quienes se conformará el nuevo Congreso. Y como el voto en blanco solo se nutre del voto de opinión, puede eliminar del congreso a los candidatos y a los partidos no clientelistas. Entonces, la justa indignación contra la clase política podría generar resultados contrarios a lo que piensan los partidarios del voto en blanco.

Miguel Fonseca B: ¿Qué propuesta tiene para mejorar el sistema de salud?

Lo primero es acabar con las EPS, lo que exige derrotar en las urnas a Santos y a los demás “juanmanueles”, porque ellos son los voceros de esas intermediarias financieras que convierten en ganancias la plata de la salud de los colombianos. Lo que se propone no significa volver al antiguo ISS ni estatizar el sistema, porque en él deberán coexistir prestadores de salud públicos y privados, con relaciones laborales que no maltraten a los trabajadores y a partir de hacer de la salud un derecho ciudadano.

manolete: ¿Se compromete a limpiar Bucaramanga de todos los afiches de propaganda suya que se han puesto en las paredes?

Allí donde los afiches no se hayan usado de manera adecuada, se cometió un error y debe mirarse qué hacer. Pero hace falta un debate: la calle también debe ser el lugar donde la gente se expresa y deben adecuarse espacios para ello, y la política es parte de ello. No debe impedirse que se expresen quienes no tienen los recursos para acceder a los muy costosos medios masivos de comunicación.

Vanessa Romero Gutierrez: ¿Qué propone para que la oposición tenga un peso significativo en el Congreso y no se limite al control político?

Los congresistas tenemos dos funciones legales: tramitar leyes y hacer control político. La segunda función es tan importante como la primera, y es la que les corresponde a los partidos de la oposición, que no tienen congresistas suficientes para convertir en leyes sus puntos de vista, porque lo otro sería traicionar sus propuestas, cambiando sus ideas por mermelada. Es hora de que los colombianos no pueden seguir en la locura de votar el domingo mal y pedir que el lunes los gobiernen bien. Los países solo cambian cuando la ciudadanía cambia su manera de pensar y decide cambiar a sus gobernantes. Y mientras eso no suceda, paciencia.

Memo Angel: ¿Prefiere ver a Petro gobernando en la Alcaldía? ¿Está de acuerdo con su muerte política?

El Polo ha dicho que no está de acuerdo con que los funcionarios elegidos por voto popular sean destituidos por una decisión disciplinaria. Y ha agregado que no respaldará la revocatoria del alcalde.

Pachito Vega: ¿Qué haría para limitar los súper poderes del Procurador General?

El Polo es defensor del debido proceso, la presunción de inocencia y la doble instancia. En estos puntos se tendrán que revisar las funciones y procedimientos que adelanta la Procuraduría. Cualquier otra propuesta al respecto se puede mirar cuando llegue el momento de la discusión al Congreso, sin olvidar que nunca voté por el actual Procurador y que él fue elegido por las bancadas de Santos.

Nicolas Tesla ¿Qué piensa del caso de corrupción de Iván y Samuel Moreno? ¿Cree que esto le quitó peso al Polo como alternativa de poder?

El Polo ha asumido y asumirá el costo político de lo ocurrido en Bogotá. Pero es inaceptable que este caso se siga usando para hacerle una especie de matoneo, por cuenta de las fuerzas retardatarias que llevan cien años mal gobernando en todos los sentidos al país. Tanta insidia contra el Polo se debe a que nos odian, y no por lo que no somos sino por lo que somos, es decir, el único partido que propone cambios profundos a la vida del país.

Sergio Jiménez: ¿Por qué la izquierda no ha aprovechado la división de la derecha y se ha unificado para lograr cargos públicos importantes?

Nuestra propuesta es de convergencia nacional. Tenemos un programa donde caben todos los colombianos, menos la minoría cuyo negocio consiste en hacerle daño al país. Bienvenidos, entonces, a la candidatura presidencial de Clara López y a las del Congreso del Polo quienes militen en la izquierda y quienes, aunque no se sientan de izquierda, compartan con nosotros el cambio de modelo económico del libre comercio que destruye al país. Y si se miran con atención las cosas, fue un acierto del Polo no prestarse a poner sus ideas como intercambiables con las que profesa quien seguramente será el candidato de la Alianza Verde

GMelissaGl: ¿Qué proyectos piensa impulsar en el Senado?

De pronto volveré a presentar la ley de la reforma a la salud que respaldó el Polo o la que acababa con el monopolio de Claro en la telefonía celular. Y tengo en ciernes una contra los desmanes de la minería trasnacional y otra sobre las condiciones laborales de la gran minería.

Gisell Gómez: ¿Por qué debería votar por usted?

Porque volveré al Senado a continuar con lo que he venido haciendo: ser leal con mis compromisos con la gente, cantar la tabla cuando toca y poner mi curul al servicio de los reclamos y las movilizaciones ciudadanas, todo en el marco de fortalecer al Polo como el gran partido de la izquierda democrática y constituir una gran convergencia nacional, en la que quepan campesinos, trabajadores, indígenas, clases medias urbanas y rurales y empresarios, para trasformar profundamente el orden inicuo que han creado en Colombia el modelo económico neoliberal y los “juanmanueles”.

Victor Galeano: ¿Cuáles son sus propuestas en materia ambiental? ¿Qué propuestas tiene para reducir la inequidad en tenencia y propiedad de la tierra?

Colombia necesita una política ambiental muy distinta, en la que se establezca severos controles a ciertas actividades y en la que también existan prohibiciones absolutas, dependiendo del caso. Mire el horrible caso de la Drummond, que más que la excepción es la regla. De otra parte, en defensa de la mejor estructura de tenencia de la tierra lo primero es renegociar los TLC, porque arruinan a campesinos y empresarios y concentran la propiedad. Y hay que impedir que Santos y sus semejantes impongan su política absurda, contra los campesinos y los empresarios corrientes y contra el país, de entregarles el agro a los monopolios y en especial a los extranjeros.

Juan Felipe Ramos: Siendo un buen crítico de los TLC, ¿cómo propone usted una política de mercado y libre comercio más equilibrada con países como Estados Unidos?

Los TLC pueden y deben renegociarse. Hay que revisar ese acuerdo. ¿Cómo es posible que Estados Unidos duplique los subsidios a su agro, de 50 mil a 96 mil millones de dólares, y el gobierno Santos no diga que hay que renegociarlo? Además, el Polo dice sí a las relaciones y negocios internacionales de Colombia, pero no como un Estado vasallo, no en alianzas de la mula y el jinete.