“Cada día la meta del acuerdo final se acerca más y más”: Iván Márquez

El jefe de la delegación de paz de las Farc en La Habana señaló que una vez cerrados los acuerdos, la clave estará en la implementación. Y recalcó que solo iniciarán su desplazamiento hacia las zonas de concentración y comenzarán el proceso de dejación de armas, una vez esté refrendado el acuerdo final.

Oficina del Alto Comisionado para la Paz

Tras el anuncio de los protocolos sobre la dejación de las amas por parte de las Farc y el cese del fuego bilateral y de hostilidades definitivo, el jefe negociador de la guerrilla en la mesa de diálogos, alias Iván Márquez, manifestó que este hecho significa una nueva y contundente señal de que el proceso de paz avanza hacia el acuerdo final, pese a los intentos de los opositores de hacerlo fracasar.

“No podrán contra la voluntad nacional. No podrán. La reconciliación enarbolada por millones de compatriotas, ondea más alto que las escazas banderas negras que hoy evocan al fascismo. La reconciliación exige de todos los involucrados en el conflicto, verdad y reconocimiento de responsabilidades para acceder a la justicia restaurativa, pero por lo visto hay algunos protagonistas que prefieren silenciar con el ruido de la guerra, la verdad sobre las causas y los responsables del conflicto”, dijo “Márquez” en una declaración pública.

El jefe guerrillero recalcó que cerrados los acuerdos, la clave estará en la implementación, lo cual debe darse con la máxima participación de la ciudadanía, que debe ir más allá de la refrendación en el plebiscito. Así mismo, señaló que se requiere la seguridad jurídica y el desarrollo normativo para que dichos acuerdos “no queden como letra muerta o una vana ilusión, que desemboque en el desengaño, como ha ocurrido con otros compromisos y en otros procesos”. Y, en este sentido, enfatizó que las Farc solo iniciarán su desplazamiento hacia las zonas de concentración y comenzarán el proceso de dejación de armas, una vez esté refrendado el acuerdo final, teniendo en cuenta que los protocolos firmados implican bilateralidad, es decir, comprometen a las dos partes: “Se debe tomar en cuenta, eso sí, que los pasos sustanciales en lo que respecta al desplazamiento de la insurgencia hacia las zonas y puntos veredales transitorios de normalización, y la dejación de armas, están supeditados a la puesta en vigor de las normas que garanticen la seguridad jurídica, social y política de la insurgencia. Deberá en consecuencia estar refrendado y en efectivo desarrollo el  acuerdo final”.

“Esperanzados en un pronto avance sobre los importantes temas que restan por acordar en la mesa de diálogos, e impulsados por la fuerza vinculante de lo pactado, nos preparamos desde ya para poder dar inicio al tan anhelado cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, bandera que enarbolamos las Farc desde el mismo inicio del proceso de paz, pensando en el favorecimiento de quienes padecen los dolores de la guerra”, subrayó “Iván Márquez”.

Y concluyó: “En consecuencia, se encuentran listos los guerrilleros y guerrilleras que deben hacer parte del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, se ha conformado el componente internacional del mecanismo mandatado por Resolución 2261 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y estamos prestos para el despliegue de las instancias locales y regionales definidas, todo lo cual configura, gracias al esfuerzo denodado de millones de colombianos y colombianas, una perspectiva de avance que permite decir que cada día la meta del acuerdo final se acerca más y más”.