Cambio Radical incumplió la palabra empeñada: Gobierno

Guillermo Rivera, ministro del Interior, señaló que las preocupaciones que tenía esa colectividad ya habían sido discutidas y que, de hecho, la redacción del punto del tratamiento que recibirían los terceros en la Jurisdicción Especial de Paz había sido convenida con ellos.

Guillermo Rivera, ministro del Interior, y Rodrigo Lara, representante por Cambio Radical y presidente de la Cámara. Archivo El Espectador

Se mantiene la tensión entre el Gobierno y el partido Cambio Radical, luego de que este último anunciara que votaría negativamente la ponencia de la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que se debate en las comisiones primeras conjuntas de Cámara y Senado. (Lea: Cambio Radical da un paso al costado y no votará reglamentación de la JEP)

Para Guillermo Rivera, ministro del Interior, ya las preocupaciones de la colectividad, en cuanto al tratamiento de terceros por parte de la JEP, ya habían sido tratadas en reuniones y se había convenido con ese partido la redacción del artículo que se incluiría en el proyecto que reglamenta la justicia transicional. Por esa razón, dice Rivera, fue de gran sorpresa la comunicación de Cambio Radical en la que se hacía a un lado para apoyar una iniciativa que es prioridad en la agenda legislativa. 

“Cambio Radical está incumpliendo la palabra que empeñó con nosotros”, señaló Rivera, además de afirmar que el presidente de la Cámara de Representantes y miembros de ese partido, Rodrigo Lara, tuvo engavetado el proyecto de la estatutaria durante tres semanas, demorando su discusión.

“Cuando un proyecto se radica es una de las cámaras, el presidente de la corporación tiene que enviarlo a la comisión respectiva y ese trámite no toma más de dos días. Extrañamente y de manera inexplicable el presidente de la Cámara se demoró tres semanas en enviarlo desde su despacho hasta la comisión primera, por lo que estuvimos tres semanas sin ponentes y no pudimos avanzar en el trámite”, dijo el jefe de la cartera política.

La comunicación entre Rivera y Lara se había manejado a través de comunicaciones escritas, en las que el primero pedía celeridad para que la estatutaria se empezara a discutir. De hecho, el ministro había invitado públicamente a Lara a tomar un café la semana pasada, seguramente para tratar temas políticos y limar asperezas, pero aún parece no haber una respuesta, según Rivera. “No me ha aceptado el café y la única respuesta es un comunicado de Cambio Radical en el que anuncia que van a votar negativamente el proyecto, no obstante, hicimos un acuerdo con ellos en el que convinimos una redacción del tratamiento de la JEP para terceros”, reiteró el ministro.

La continuación de la discusión de la estatutaria está programada para la tarde de este lunes en el recinto del Senado y el Gobierno cree tener las mayorías para que las comisiones primeras aprueben y su trámite pase a las plenarias.

Mensaje a las Farc

Rivera también respondió a las críticas de las Farc por las demoras en la implementación del acuerdo de paz, señalando que cuando la democracia implica escuchar a otros sectores que pueden no estar de acuerdo con lo que se plantea inicialmente.

“Tiene que irse acostumbrando a que en una democracia hay todo un sistema de pesos y contrapesos, hay una discrepancia y una crítica que es connatural al ejercicio de esta (…) Las velocidades de las democracias no son las velocidades de las dictaduras (…) Cada proyecto tiene que discutirse y agotar los tiempos en el Congreso”, comentó el ministro del Interior.