Candidata al Senado quiere ponerle brasier a la Mujer Reclinada de Botero

Liderando la ‘ruta del brasier’, Andrea Nieto busca ponerle un sostén a las esculturas femeninas que tienen su torso desnudo.

Ya ha logrado ponerle brasier a esculturas como La Rebeca, ubicada en el centro de Bogotá Tomada del Twitter de Andrea Nieto

Bajo el lema ‘Para ser exitoso no hay que mostrar las tetas’, la candidata al Senado por el Partido de la U María Andrea Nieto promueve una peculiar campaña con la que ha logrado ponerle el ‘brasier del emprendimiento’ a varias esculturas femeninas en el país.

Su iniciativa consiste en colocarle un sostén a varias estatuas y monumentos femeninos que exhiben su torso desnudo, con el ánimo de manifestar: “No a la cultura de la plata fácil y SÍ a los valores del emprendimiento”. Así ha logrado ponerle brasier a esculturas como La Rebeca en el centro de Bogotá o a la Indica Catalina en Cartagena y espera ponérsela este martes a la Mujer Reclinada, obra de Fernando Botero en Medellín.

"Si no somos un país emprendedor, somos un país de asalariados. Hay que enseñar y fomentar la cultura del emprendimiento, dar clases del tema a los niños desde el jardín para que activen su creatividad, su recursividad y potencialicen sus dones para lograr el bienestar", manifestó a Caracol Radio la candidata.

De acuerdo con Nieto, el brasier es un símbolo de la mujer y su espíritu emprendedor, en tanto “sostiene, levanta, abriga, protege, cuida, engrandece y proyecta, como lo hiciera este ícono de la cultura femenina colombiana, que hoy permanece exhibido en el espacio público”.